21 de Octubre de 2018

Yucatán

La Bici-Ruta, espacio de convivencia dominical en Mérida

El recorrido urbano se realiza desde hace 10 años en Paseo de Montejo y céntricas calles de la capital yucateca.

El emblemático Paseo de Montejo es una de las calles que abarca la Bici-Ruta en Mérida. (Notimex)
El emblemático Paseo de Montejo es una de las calles que abarca la Bici-Ruta en Mérida. (Notimex)
Compartir en Facebook La Bici-Ruta, espacio de convivencia dominical en MéridaCompartir en Twiiter La Bici-Ruta, espacio de convivencia dominical en Mérida

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Turistas de varias partes del país y del mundo, así como los meridanos, tienen un atractivo adicional en esta ciudad colonial, donde desde la década pasada permanece vigente el paseo urbano conocido como “Bici-Ruta”.

Se trata de una actividad dominical que congrega a las familias, parejas y amigos en un recorrido por la principal avenida de esta capital, Paseo de Montejo, a lo largo de la cual se colocan además áreas para pintar y jugar, así como diversas exposiciones.

La “Bici-Ruta”, programa de convivencia fomentado por el ayuntamiento de Mérida desde la década pasada, se realiza la principal avenida de esta urbe construida a partir del siglo XIX con reminiscencias arquitectónicas europeas de la época que aún persisten y que se amalgaman con la vegetación local y lo yucateco tradicional.

Desde temprana hora, niños y sus familias caminan, corren o conducen bicicletas individuales o familiares, mientras sus mamás y abuelas bailan al ritmo de las clases de zumba que se brindan en el lugar gracias a que la circulación de vehículos se mantiene alejada de la zona.

“Esta es una muy buena idea, sobre todo hacerlo en una avenida amplia y tan bonita como Paseo de Montejo”, comentó en tono aprobador el turista estadounidense John Rounds.

En entrevista con Notimex, Rounds, quien tiene la idea de permanecer algunas semanas en la zona como parte de un paseo que realiza con su esposa e hijos por esta parte del país, elogia el circuito.

Convivencia en la avenida principal

“Me parece muy bien que las autoridades hagan un paseo como este, que cierren las calles y que permitan la convivencia de su gente y de aquellos que venimos a visitar la ciudad”, opinó el visitante oriundo de Colorado.

Secundándolo, su esposa, Christy, dijo que es muy difícil encontrar en algún otro sitio un proyecto como ese que conjugue la convivencia familiar en la principal avenida de una ciudad, con una vista como la que ofrecen las antiguas casonas de esa avenida y la oferta de entretenimiento, comida y seguridad.

A unos metros de allí, una indígena, inconfundiblemente de la zona de los altos de Chiapas y originaria de San Juan Chamula, camina bajo la sombra de frondosos árboles aprovechando la multitud de gente y la posibilidad de vender coloridas chalinas que, por cierto, no son mexicanas.

Con su tradicional vestimenta multicolor, sus trenzas, y con su pequeño Ángel de 10 años con ella, Martha López ofrece las piezas primero a 120 pesos, luego a 100 ó a 90 pesos a la espera de vender unas cinco piezas en la jornada que inicia a las 8:00 y termina a las 12:30 horas.

De esa venta, la mujer de 30 años espera vender unas cuatro o cinco piezas, de lo cual le corresponde un porcentaje para regresar al cuarto que habita con otras chiapanecas en una colonia de esta ciudad y hacer cuentas con quien le surte la mercancía.

La mujer, resignada al tradicional “no, gracias” que recibe de sus potenciales clientes, prosigue su camino por la avenida, confundiéndose con yucatecos y personas de otras nacionalidades que circulan por el Paseo de Montejo, mientras carga con una mano sus chalinas y con la otra lleva de la mano al pequeño Ángel.

Sobre la misma avenida, frente a las “Mansiones Gemelas”, la cantante María Leticia Rioja Medina entona música tradicional mexicana como huapangos y ritmos latinoamericanos escuchados por los clientes de un incipiente café, uno de varios sobre la importante vialidad.

Oriunda de la Ciudad de México, la intérprete señaló que ya lleva varios años en la actividad y que permanecerá en Mérida un tiempo antes de regresar a Playa del Carmen, donde tiene ya sitios para presentarse.

La cantante, por cierto, tiene en su currículum haber formado parte del show folclórico del parque ecoturístico de Xcaret, muy cercano a Playa del Carmen, donde en su oportunidad deleitó a los visitantes con su melodiosa y armoniosa voz.

Renta de bicicletas

Casi en el inicio del Paseo de Montejo se encuentra uno de los establecimientos más recientes y en jornada dominical más redituables por la altísima demanda de sus productos: renta de bicicletas.

El establecimiento, una rentadora, vendedora y ensambladora de bicicletas no se da abasto ante las filas de personas que con identificación en mano buscan rentar una unidad para el hijo o incluso una familiar, una especie de canasta en la que caben todos los integrantes de la familia.

La encargada, Elsa Cruz Carrillo, dijo a Notimex que el fundador de la rentadora fue Francisco Carrillo, quien con su esposa Silvia comenzó a fomentar esa opción que era inexistente y que cobró vida con el inicio de la “Bici-Ruta” y de otros paseos ciclísticos colectivos de moda en esta ciudad.

Destaca que los propietarios hablan inglés y ello les ha facilitado el negocio de la renta que es muy solicitado por los turistas que acuden a la “Bici-Ruta” cada domingo, quienes pagan tarifas diversas dependiendo del tipo de vehículo y el tiempo de uso.

Un factor indispensable para la seguridad y tranquilidad de este paseo dominical es la vigilancia que es garantizada por policías como Eduardo Luna, quien no oculta su satisfacción por participar y colaborar en el programa.

“Me parece una muy buena idea, perfecta, ideal para que las familias convivan y aprovechen el domingo y en vez de no hacer nada en casa vengan a hacer ejercicio”, comentó sonriente.

Agregó que como todos los eventos donde hay grandes concentraciones de personas, siempre resultan incidentes como el que niños se pierdan de repente de sus padres, algo que tienen previsto y para lo cual ya tienen incluso esquemas de acción.

“Cada domingo hay uno o dos casos, la mamá se descuida o el niño se escabulle de repente y se acercan a nosotros y con la descripción nos comunicamos todos los elementos que estamos en la zona para localizarlo”, continuó.

“Finalmente, la mamá aparece angustiada, a veces llorando y su hijo también, se encuentran y todo solucionado, haciendo que nuestro día y jornada de trabajo haya valido la pena, dándonos satisfacción”, remató.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios