18 de Octubre de 2018

Yucatán

Bordados yucatecos, en serio riesgo

Según la etnóloga y consultora Silvia Terán, como las técnicas no son exclusivas de la región de Yucatán, no es factible patentar.

Silvia Terán y Contreras, etnóloga y consultora en materia de bordado, exhorta a proteger el bordado yucateco ante el plagio y la devaluación del trabajo de las bordadoras locales. (SIPSE)
Silvia Terán y Contreras, etnóloga y consultora en materia de bordado, exhorta a proteger el bordado yucateco ante el plagio y la devaluación del trabajo de las bordadoras locales. (SIPSE)
Compartir en Facebook Bordados yucatecos, en serio riesgoCompartir en Twiiter Bordados yucatecos, en serio riesgo

Cecilia Ricardez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Urge una política pública para proteger los bordados yucatecos creando marcas para evitar plagios y una eventual devaluación del trabajo de los artesanos, indicó Silvia Terán y Contreras, etnóloga y consultora en materia de bordado.

En tanto, jóvenes emprendedores promueven el uso de prendas regionales que exaltan la cultura mexicana y yucateca a través del movimiento “Prefiero vestir México”, en el cual se difunde el comercio justo y la valoración del trabajo de artesanos y diseñadores locales, para impulsar la producción y evitar importaciones que copien el estilo.

Cuestionada sobre la polémica desatada por la diseñadora francesa Isabel Marant, quien utilizó el modelo de las blusas bordadas de Santa María Tlauitostepec, Oaxaca, usados en su colección primavera verano y lo cual se envolvió en rumores sobre una supuesta patente del bordado, la maestra Terán indicó que actualmente en el caso de las creaciones yucatecas no están protegidas de ninguna manera.

Explicó que las técnicas no son exclusivas de la región de Yucatán, sino que es un estilo de toda la península, por lo que no es factible patentar, sin embargo una solución es la creación de marcas. Recordó que en años pasados se planteó al gobierno la propuesta pero no prosperó. 

En su experiencia en la desaparecida Asociación TunbenKinam, con la cual durante 20 años trabajó incluso nuevos diseños con técnicas tradicionales, dijo que ha observado una disminución en el número de bordadoras, las cuales de acuerdo a sus investigaciones llegaban a 100 mil y actualmente son cerca de 80 mil.

Dijo que es necesaria una política pública que respalde la actividad y citó el caso de Michoacán, donde se generó un programa de registro de marcas colectivas y denominaciones de origen para proteger las creaciones de sus artesanos. Con esa base, señaló que es factible replicar el modelo en Yucatán para que no llegue el día que se copien los diseños, los registren, se manufacturen masivamente e impacten el trabajo artesanal.

Manifestó que en materia de bordado Yucatán es una potencia a nivel regional y nacional, debido a que es la entidad con el mayor número de personas, en su mayoría mestizas, que se dedican de tiempo completo a producir prendas que en muchos de los casos son comercializadas en otros estados del país, e incluso en el extranjero.

Eduardo Contreras y Maricarmen Trujillo, de la Universidad Modelo, encabezan el proyecto “Prefiero Vestir México”, una organización sin fines de lucro que se dedica a potenciar el alcance de las redes sociales virtuales para promover las prendas hechas de manera artesanal con técnicas tradicionales, con el fin de revalorar el trabajo detrás de cada pieza y preferirlas ante la ropa o accesorios de la industria de la moda.

Esta iniciativa es considerada una fuente de inspiración que difunde el uso de prendas artesanales sin modificaciones a fin de que las personas las utilicen y valoren el diseño mexicano artesanal. Por medio del uso de redes sociales, este proyecto combina datos curiosos, consejos, sitios de venta y nuevas tendencias portando ropa con estilo e identidad nacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios