16 de Diciembre de 2017

Yucatán

Depresión y baja autoestima: padecimientos que orillan al suicidio juvenil

Los expertos recomiendan estar al tanto de los sitios de internet que visitan los menores de edad.

Expertos recomiendan estar al tanto de las páginas de internet que visitan los jóvenes. (Foto: Milenio Novedades)
Expertos recomiendan estar al tanto de las páginas de internet que visitan los jóvenes. (Foto: Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Depresión y baja autoestima: padecimientos que orillan al suicidio juvenilCompartir en Twiiter Depresión y baja autoestima: padecimientos que orillan al suicidio juvenil

Mérida, Yuc.- Cuando un niño o un joven es víctima de ciberbullying (acoso cibernético) y esto no se detecta a tiempo, puede presentar trastornos mentales, como ansiedad, depresión y baja autoestima, padecimientos que pueden orillarlos al suicidio, advierten especialistas.

César Iván Espadas Sosa, presidente de la Academia Yucateca de Medicina y Cirugía, explicó que es común que ocurra acoso cibernético entre jóvenes, debido al acceso que tienen a la tecnología y a los medios de información.

“El ciberbullying entre pares es una agresión intencionada y deliberada en la que mediante la difusión de información, imágenes o mensajes se ataca a una o a un grupo de personas”, indicó.

Este tipo de acoso tiene tres características: intencionalidad, es decir, hacer daño; periodicidad, debe ser recurrente, y desigualdad entre el agresor y la víctima, la cual puede ser física, social, económica y psicológica.

Nace en las escuelas 

“Todo comienza en la convivencia escolar, en donde los estudiantes con frecuencia se hacen bromas pesadas, les ponen apodos a sus compañeros y reciben con ‘novatadas’ a los alumnos de nuevo ingreso, situaciones que muchas veces pasan de la simple broma estudiantil a verdaderos casos de bullying o acoso escolar”, advirtió.

De acuerdo con el psiquiatra, el acoso de ese tipo es más agresivo debido a que en las redes sociales la información está expuesta a más personas, quienes al conocerla se unen al agresor haciendo comentarios, burlas e insultos hacía la víctima, incluso sin conocerla.

“Los tiempos han cambiado y ahora los padres tienen que involucrarse más con sus hijos, conocer quiénes son sus compañeros, con quién se comunican a través de internet, pero sobre todo, evitar conductas violentas y fomentar en los pequeños valores de tolerancia, respeto y solidaridad, entre otros. Este acercamiento familiar permitirá que se fortalezca el lazo de confianza para que el niño comunique cualquier situación que enfrente”, aseveró.

Agregó que con estas acciones, los padres podrán identificar cualquier situación fuera de lo normal, como puede ser aislamiento, tristeza, enojo, miedo e irritabilidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios