21 de Febrero de 2018

Yucatán

Buscan que la gente se de cuenta de su vacío

Imparten curso enfocado en la necesidad y hambre que a veces tienen las personas de tener forzosamente una pareja.

Este sábado se lleva a cabo el Taller del perdón, en el cual se impartirá un curso acerca del autoconocimiento, se dio a conocer en el programa radiofónico Salvemos Una Vida. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Este sábado se lleva a cabo el Taller del perdón, en el cual se impartirá un curso acerca del autoconocimiento, se dio a conocer en el programa radiofónico Salvemos Una Vida. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Buscan que la gente se de cuenta de su vacíoCompartir en Twiiter Buscan que la gente se de cuenta de su vacío

Coral Díaz/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Como parte de las actividades que se desarrollan en el taller del perdón que se realiza en el centro de capacitación “La vida resplandece” se imparte este sabado de 9:00 a 14:00 horas, un curso enfocado en la necesidad y hambre que a veces tienen las personas de tener forzosamente una pareja.

Durante la emisión del programa radiofónico Salvemos Una Vida, que se transmite por Amor 100.1, bajo la conducción de Alis García y Mariliz Escalante, el psicoterapeuta Miguel Ángel Tlacatelpa estuvo como invitado para platicar acerca de este tema el cual está afectando a muchas personas.

“Vemos a veces personas con el traje de boda en la cajuela, porque a veces hay una presión social familiar donde le dicen, sobre todo a la mujer,  ‘oye, ya te estás quedando’, que ha pasado y sin querer nos involucramos en relaciones altamente destructivas”, apuntó el especialista.

Expuso que la persona por la creencia de que necesariamente se tiene que tener una pareja como sea y en esa búsqueda a veces incesante se generan problemas. 

Mientras que también hay personas divorciadas o viudas que llega el momento en que piensan en rehacer su vida y el problema es que se sale con un afán de saciar el hambre y toman lo que sea.

Por tanto, se busca que la gente se dé cuenta de una vaciedad que tiene y de algo que tiene que es la madre de todas las enfermedades que es la falta de amor. 

“Cuando yo carezco de amor, no voy a carecer de valores,  lo que sucede es que no los considero y no me importa nada”, mencionó.

Este centro se encuentra en la calle 30 con 39 en la colonia Emiliano Zapata Norte y el taller del perdón se imparte todos los lunes. Miguel Ángel Tlacatelpa dijo que en este espacio se va formando un ambiente tan bello porque van comprendiendo todo lo que sucede en las cuatro paredes que es la casa, donde a veces los problemas se tornan muy complicados. También van surgiendo otras necesidades específicas.

Comentó que esta conferencia está abierta a hombres y mujeres “en donde van a darse cuenta qué tan vacía o vacío me encuentro, que tanta falta de valor tengo, mi autoestima si está dañada porque la gente habla de la autoestima alta o de la baja, pero cualquiera de las dos es una autoestima enferma, entonces lo que se necesita es sanar la autoestima”.

“De tal forma que primero la persona se va a identificar y  con quién en momento dado pretende salir y mejor aún con quién ya estoy casada, porque la mayoría de las personas desconoce con quién está casada, con quién está formando una dispareja”, apuntó.

Cuando se buscan parejas disfuncionales esto se llama dentro del contexto clínico adicción  a las relaciones destructivas y no es la oportunidad de ser feliz.

“Esto sucede porque se dice que todos tienen sus figuras primarias papá, mamá o las personas que nos criaron, los abuelitos, los primos, las personas que nos dieron las primeras enseñanzas de vida, pero si yo como niño que me identificó con mi papá y veo que mi papá maltrata, ofende, ignora, compara a mi mamá, yo en mi inocencia de niño entiendo que se aman y yo digo: ‘así es el amor’, y acepta eso aunque a veces llora, se enoja, grita y entonces digo ‘así debe ser el amor’ y cuando crezco busco a una mujer lo más parecida a mi mamá o viceversa”, refirió.

El siguiente paso de este curso es comenzar a darse cuenta que siempre hay una solución.  De esta manera invitó a las personas a participar en este taller, a invertir en su persona y conocer la potencialidad que tienen como verdaderos seres humanos capaces de transformarse y de crecer. El costo del curso es de 300 pesos.

“Yo creo que es una conferencia que nos va a permitir conocerme, conocerme con las personas con las que estoy tratando de vincular o ya estoy vinculado sentimentalmente o afectivamente que casi siempre estoy en una destrucción”, puntualizó.
Alis García recalcó que vale la pena invertir para ayudarse a sí mismo, para sanar, para vivir feliz.
 

El autoreconocimiento

 Durante la emisión también estuvo presente el Padre Miguel Medina Oramas, quien dijo que lo más importante para el hombre para poder sanar, es querer y sanar, porque nadie puede ayudar si la persona no se deja ayudar y el primer paso es el autoreconocimiento.

“Es importante que el hombre se conozca, porque Jesús nos dice ama a tu prójimo como a ti mismo, o sea que no puedes amar a nadie si no te amas a ti, ese es un principio fundamental de sanación, saber que yo no voy a poder amar a nadie si no me amo a mí y para amarme a mí tengo que conocerme, descubrir todo lo hermoso que hay en mí, porque Dios nos creó maravillosos y a la gente le da mucho trabajo entender esto porque no ven la grandeza que Dios ha puesto en cada uno”, destacó.

Y también reconocer todo aquello que se ha ido acumulando y ha sido negativo en su persona, y entonces ha permitido “yo he permitido”, sin echar culpas.

“Esto no debe asustarnos, el autoreconocimiento es motivo de conocerse y saber qué es bueno y malo y lo que puedo hacer, y pedir ayuda”, enfatizó.

El sacerdote dijo que de no salir de esto, se pueden  desencadenar diferentes tipos de enfermedades, entre ellas el cáncer.
“Aquella que se calló y se calla las infidelidades y otra vez y otra, y piensa que ni modo, eso le tocó vivir, que es su cruz, no es capaz  de enfrentarlo y decir que esto no vuelva a pasar, muchas de estas cosas que se soportan y que no deberían soportarse muchas veces cuando no son un acto amoroso, porque uno puede aguantar una enfermedad, ciertos detalles de la vida, pero hay cosas que no se deben dejar”, argumentó.

Comentó que cuando una planta no deseada sale en el jardín, se puede con toda facilidad quitarlas muy fácilmente, con un movimiento sencillo arrancarla, pero si dejo que siga creciendo entonces será difícil arrancarlas, se tendrá que hacer un movimiento violento para que salga y si se deja más tiempo, esa matita mata a la flor y se convirtió en la planta principal y de repente tienes un tronco de lo que fue una débil plantita que se pudo haber arrancado a tiempo.

“Cuando una persona tiene ese encuentro con Dios, te va dando esa fortaleza espiritual para ir descubriéndote, para ir amándote, es un binomio tan hermoso, amo a Dios y Dios me ayuda amarme a mí, me amo a mi y descubro  que grande es Dios, entonces esta relación de el hombre con Dios y Dios con el hombre va haciendo que el hombre madure en el amor, en su generosidad, en sus valores y entonces le da una fortaleza y agudeza para ir descubriendo lo que tiene que arrancar”, subrayó

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios