23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Invitan a yucatecos a donar sangre voluntariamente

La mayoría de la gente sólo aporta su sangre a solicitud de un familiar. A cada donante se le extraen 450 mililitros de sangre.

Antes de aceptar la donación, a los voluntarios se les efectúa una encuesta sobre su salud y sus hábitos. (Milenio Novedades)
Antes de aceptar la donación, a los voluntarios se les efectúa una encuesta sobre su salud y sus hábitos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Invitan a yucatecos a donar sangre voluntariamenteCompartir en Twiiter Invitan a yucatecos a donar sangre voluntariamente

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- De las 14 mil personas que acuden al año a donar a las instalaciones del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS) de Yucatán, ubicado en el interior del Hospital O’Horán, sólo el cuatro por ciento, unas 600 personas, lo hacen de manera voluntaria.

Ante esta situación, las autoridades de salud pretenden, en lo que resta del año y mediante diversas actividades, como pláticas en escuelas e instituciones de gobierno, duplicar la cifra de donantes voluntarios

La directora del CETS, Martha Eugenia Montemayor Curiel, comentó que la mayoría de los donantes acuden comprometidos por tener a un paciente en el hospital, que por estar programado para una intervención quirúrgica o por padecer alguna enfermedad que requiera transfusiones continuas, necesite que alguien done la sangre que se utilizará para devolver las unidades que se utilicen durante el proceso.

Una extracción sanguínea puede ayudar a cinco enfermos. Sólo unas 600 personas, lo hacen de manera voluntaria.

Ante este panorama, dijo, se podría presentar la situación en la que con tal de que su sangre sea aceptada para garantizar que se atienda a su paciente (lo que de todas formas se hará), la persona no manifieste en el interrogatorio previo que lo aqueja alguna enfermedad o si realiza alguna práctica de alto riesgo, lo cual sería impedimento para la extracción.

Mencionó que desde hace años no se sabe de personas que se “alquilen” para donar sangre, aunque trascendió que aún es frecuente escuchar que algunas personas comenten que pagó una determinada cantidad para que otra persona cumpla con esta función y atiendan a su familiar.

En este sentido, la entrevistada recalcó que la donación remunerada quedó prohibida desde que apareció en la década de los 80 el Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (Sida).

Montemayor Curiel subrayó la importancia de que más gente acuda a donar no por obligación sino porque esté consciente de que con este “acto de amor” ayuda a no sólo a una persona con su sangre, sino a tres adultos o hasta a cinco, tratándose de bebés, de modo que no tenga la necesidad de mentir porque su familiar o paciente no será atendido si no dona. 

“Si incrementamos el número de donantes voluntarios, garantizamos que obtendremos una sangre más segura, pues no habrá razón para que mientan en cuanto a que lo aqueja alguna enfermedad o realiza alguna práctica de alto riesgo, lo cual sería un impedimento hasta para la extracción”, puntualizó.

No se acepta

Algunas causas por las que no se acepta la donación son: 

  • Padecer alguna infección aguda, como gripa o diarrea, 
  • Haber consumido medicamentos o alcohol en las últimas 48 horas, 
  • Consumir alguna droga, 
  • Tener relaciones con varias parejas, 
  • Haber padecido hepatitis
  • Haber sido picado por la chinche besucona o “pic”

Para ser considerado apto para donar sangre: 

  • Ser mayor de edad,
  • Tener entre 18 a 65 años, 
  • Pesar más de 50 kilogramos,
  • No haber padecido hepatitis, 
  • No estar en periodo menstrual, embarazada o lactando, 
  • No haber tenido un aborto o un bebé en los últimos seis meses.

Temor al desmayo ahuyenta a posibles voluntarios

Por otro lado, se sabe que las personas tienen temor a realizarse la extracción de sangre por miedo a sufrir un desmayo al terminar el proceso, cuestión que generalmente no ocurre. 

Esta es una de las causas más comunes por las que la mayoría de la población rehúye a donar sangre, revelaron especialistas en salud.

De acuerdo con versiones recabadas en los centros de transfusión del Sector Salud, el cuerpo no resiente que le extraigan 450 mililitros de sangre, ya que se recupera rápidamente. Sin embargo, de esta mínima cantidad se obtienen plaquetas, paquetes globulares y plasma que pueden ayudar no sólo a una persona, sino a tres adultos y, en su caso, a cinco bebés.

El donante de sangre no corre ningún riesgo, ya que el material que se utiliza para el proceso es nuevo y desechable

Las plaquetas se pueden utilizar para pacientes con leucemia, anemia plástica o dengue hemorrágico; mientras que los paquetes de glóbulos rojos se emplean para pacientes con anemia, leucemia, insuficiencia renal o que en su caso sufrieron la pérdida del vital líquido debido a un accidente.

En cuanto al plasma, se explicó, se destina para pacientes con cirrosis o hemofilia.

Los entrevistados destacaron que es necesario que la gente sepa que existen varios filtros que debe pasar la sangre que se recibe antes que pueda ser transfundida a algún paciente, pues además de que de entrada se les pide a los donantes que por medio de un cuestionario manifiesten si son sujetos de alguna actividad que los lleve a autocalificarse como “donantes no seguros” (en el caso de ser así, no se realiza la extracción).

Además, se practican varias pruebas de laboratorio para detectar la presencia de VIH, hepatitis B y C; brusela, mal de Chagas y sífilis, para que una vez que se compruebe que están libres, se utilicen.

Detalló que antes de hacer la transfusión se efectúa una prueba cruzada con la sangre del banco y la del paciente para tener la certeza de que no habrá reacción negativa en el receptor. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios