20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Crean plan para reducir muertes entre 'pepineros' (gráfico)

En los últimos 6 meses se ha disparado la cifra de casos de descompresión en comparación con los últimos 3 años.

Anuncian el inicio del “Programa Integral de Prevención de Accidentes por Descompresión” para pescadores comerciales. (Milenio Novedades)
Anuncian el inicio del “Programa Integral de Prevención de Accidentes por Descompresión” para pescadores comerciales. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Crean plan para reducir muertes entre 'pepineros' (gráfico)Compartir en Twiiter Crean plan para reducir muertes entre 'pepineros' (gráfico)

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- En lo que va de 2014 se ha generado la cifra más alta de accidentes por descompresión en un periodo de tres años en el Estado, con un registro de 177 personas afectadas, de las cuales 11 han perdido la vida.

Ante esta situación, el Gobierno del Estado diseña un plan integral para certificar a los pepineros, con el fin de reducir el alto índice de marinos afectados por descompresión.

En este esquema, el cual arrancará a partir de hoy, participan Comunicación Social del Estado, la Comisión Nacional de AcuaCultura y Pesca (Conapesca),  las secretarías del Trabajo y Previsión Social (STPS), de Desarrollo Rural (Seder), de Seguridad Pública (SSP), y con la Sociedad Yucateca de Buzos y altos mandos de la IX Zona naval.

Cabe señalar que en 2012 se reportaron 132 personas, de las cuales 8 fallecieron y en 2013 fueron 159 personas atendidas por descompresión 7 de las cuales  perecieron. El rango de edad de los afectados  comprende de los 16 hasta los 54 años de edad y han sido atendidos  en  7 cámaras hiperbáricas. 

Estas cifras son parte de una investigación que realizó la Secretaría de Salud del Estado (SSE) en el mes de abril pasado, sobre los casos y defunciones por descompresión en las costas del Estado, que van desde Celestún hasta El Cuyo y que han sido atendidos por las unidades médicas  y cámara hiperbárica del sector salud público y privado. 

Sin embargo, existe un subregistro, ya que algunas personas no llegan a los hospitales a ser atendidos debido a que realizan pesca ilegal y prefieren evitar cuestionamientos de las autoridades, por lo este número podría ser mayor.

De esta manera, con miras a la reducción de estos incidentes, ayer se presentó un programa integral de prevención de accidentes por descompresión en buzos, que ejercen la tarea de captura de pepino de mar y otras especies, el cual estará a cargo del Gobierno del Estado y que beneficiaría a dos mil 200 pescadores; cabe precisas que este esquema también beneficiará a hombres de mar dedicados a la captura de langosta, además de los mil 114 avocados al pepino de mar.

Autoridades estatales buscan reducir riesgos que corren los hombres de mar

Entre sus objetivos contempla la expedición de certificados de salud,  la capacitación al personal de salud de la costa yucateca y pláticas de sensibilización a buzos, incluso a sus familias. 

Al respecto, el secretario de Salud estatal, Jorge Mendoza Mezquita, indicó que a diferencia de Quintana Roo, en Yucatán el buceo comercial predomina al de esparcimiento, además que es donde se han generado problemas por lo que las acciones se enfocan al rubro comercial.

“Este programa se enfoca a tratar de minimizar los riesgos que corren las personas que están haciendo esta labor, lo que requiere de pronta solución por los altos costos familiares y sociales que se están pagando”, puntualizó.

Por su parte, la subdirectora de Salud Pública de la SSE, Mirza Tec Mukul, explicó que el objetivo es coordinar acciones para ordenar, normar y reglamentar esta actividad de alto riesgo.

“Como parte de estas acciones, la SSE expedirá a partir de julio en los centros de salud de los municipios costeros certificados a los aspirantes a la captura de pepino”, precisó.

Para ello  tendrán que cumplir requisitos como son tener entre  18 y 40 años de edad, saber leer, escribir y matemáticas básicas, no padecer enfermedad crónico-degenerativa,  no padecer enfermedad crónico-respiratoria, no padecer enfermedad cardiovascular. Tener buena agudeza visual, capacidad pulmonar normal, exámenes de laboratorio normales (los cuales se le realizarán en el mismo centro de salud) y la constancia  de primeros auxilios “Primer respondiente”.

También, han iniciado la capacitación del personal de salud de la costa yucateca en Soporte Vital Básico y manejo de inicial de una descompresión,  pláticas de sensibilización a buzos y sus  familias  sobre los riesgos a los que se exponen sus esposos, padres y hermanos al bajar a las profundidades del mar sin los conocimientos, entrenamiento, equipamiento  y protección adecuada.

El responsable del Comité Estatal de Prevención de Accidentes, Saúl López Quintal, mencionó que iniciaron con los talleres en San Felipe y Rio Lagartos y se pudo detectar que la mayoría de las mujeres están de acuerdo en que sus maridos, hijos o familiares no se sigan arriesgando y que se les dé la suficiente información y los recursos necesarios para que puedan llevar esta actividad con seguridad.

Medidas de auxilio

En toda embarcación debe haber un tanque de oxígeno de reserva, el cual permitirá que ante cualquier corte del suministro, brindar apoyo al buzo que se encuentre en problemas. 

También, es importante llevar una compresora que suministre el aire y se requiere que tengan aire para uso humano y son de dos tipos. 

Las hay lubricadas con aceite, pero llevan una serie de filtros para eliminar todos los gases tóxicos que se producen y condensan el agua para que el oxígeno sea de buena calidad.  

Las otras son las compresoras libres de aceite, así como el generador eléctrico para poder dar este suministro. 

El costo aproximado del tanque es de cuatro y cinco mil pesos. 

Asimismo, debe haber un reloj, que se le denomina computadora porque es personal, en el cual se lleva el registro del tiempo en el que un buzo se encuentra en inmersión, a qué profundidad está, incluso el dispositivo tiene la ventaja que se apaga cuando ya está en riesgo su vida. 

Dicho reloj- computadora tiene un costo de entre cuatro y cinco mil pesos, el más sencillo, ya que pueden alcanzar hasta 100 mil pesos. Lo demás es de rutina como el visor y las aletas.

Coordinación

El director estatal de Protección Civil, Aarón Palomo Euán, indicó que en coordinación con la STPS están revisando a los empresarios y cooperativistas.

La finalidad es ver los planes de contingencia que tienen para sus trabajadores y que avalen con constancias las habilidades en el manejo de sus herramientas de trabajo.

Asimismo, que cuenten con los conocimientos de los primeros auxilios para tener la oportunidad de salvar una vida.

Llaman a mirar la realidad de los pescadores

El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder),  Felipe Cervera Hernández, indicó que la utilización de equipo deficiente por parte de los pescadores en Yucatán para realizar la captura de pepino de mar y otras especies “no es por gusto, sino porque las posibilidades económicas les han llevado junto con el ingenio a ir cubriendo estas necesidades”.

Mencionó que el buceo comercial que se realiza en Yucatán es con compresora, “no es con tanque, por lo tanto es necesario acercarse a la realidad de los pescadores de la entidad y con base en sus posibilidades y la participación del Estado dotarlo de equipos óptimos para su trabajo”.

“Es buena la intención pretender que tengan los equipos más costosos y adecuados,  pero la realidad es que se tienen que encontrar equipos óptimos”, refirió.

El funcionario aseguró que el problema no es la pesca sin tanques o bucear con manguera; el problema es qué tipo de manguera se utiliza y la capacitación para responder en caso de emergencia.

En Timucuy se encuentran cerca de 100 buzos langosteros que bucean a pulmón

También, influye el tipo de compresor que se utiliza o la clase de generador para que funcione; o en qué dirección escapan los gases o el tipo de filtro que se está utilizando.

Cervera Hernández dijo que más allá del equipo, como verdaderas causas de la descompresión están por un lado el querer aprovechar al máximo el tiempo que tienen para realizar una captura, sin tomar el tiempo necesario para el descanso entre cada inmersión.

Otros son los pescadores furtivos, que además de la falta de equipo enfrentan a las autoridades, como es el caso del pepino de mar.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Actividades Subacuáticas de Yucatán, Javier Llanes Acereto, agregó que es importante adaptar los cursos de agua abierta a la exigencia real de los pescadores de Yucatán.

Explicó que con anterioridad han impartido cursos de buceo deportivo, los cuales implican tanques en la espalda y otro tipo de reglamentación, lo que es muy diferente a la realidad que viven los hombres de mar. 

Precio de una redituable actividad

Problemas de salud relacionados a la captura de pepino de mar y otras con especies marinas. Los accidentes más frecuentes son:

Barotraumatismos:
  • Daño a los tejidos del cuerpo por una diferencia de presión entre el espacio al interior del cuerpo y el líquido que lo rodea.
Enfermedad descompresiva: 
  • Formación de burbujas por la diferencia de presión y donde el gas cambia de estado (pasa de estar en solución a estado gaseoso).

Reglamento a pescadores

Se pretende ordenar, normar y reglamentar las actividades de alto riesgo de los pescadores en el mar.

Para ello  tendrán que cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener entre  18 y 40 años de edad.
  • Saber leer, escribir y matemáticas básicas.
  • No padecer enfermedad crónico-degenerativa.
  • No padecer enfermedad crónico-respiratoria.
  • No padecer enfermedad cardiovascular.
  • Tener buena agudeza visual, capacidad pulmonar normal, exámenes de laboratorio normales.
  • Tener la constancia  de primeros auxilios “Primer respondiente”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios