09 de Diciembre de 2018

Opinión

La Capilla Sixtina del PAN

El PAN están conformando un nuevo mapa de escenarios que decidirán las alianzas, las conjuras y el reacomodo de grupos.

Compartir en Facebook La Capilla Sixtina del PANCompartir en Twiiter La Capilla Sixtina del PAN

Los días previos a las futuras designaciones para los puestos de elección popular en el seno del PAN están conformando un nuevo mapa de escenarios que decidirán las alianzas, las conjuras, el reacomodo de grupos y la posibilidad de que estalle una guerra de encuestas, posicionamientos mediáticos y toda suerte de chucherías –no me refiero a Chucho Ballote, que conste- para lograr la bendición en el seno del Consejo Nacional del Frente Amplio y por fin salga humo blanco de ese organismo.

Se esperan los resultados de un cónclave en el que sus consejeros decidirán la suerte de las tribus que esperan la redención a muchos de sus pecados políticos cometidos durante estos últimos años, los cuales pueden elevarlos a los cuernos de la Luna o bien, refundirlos para siempre en el ostracismo político, donde habrá llanto y crujir de dientes. 

En este escenario de ritos y posturas panistas, ángeles y demonios calculan muchas posibilidades. Los ángeles piensan que la mesa política por la alcaldía de Mérida a la que se colaron, entre otros, Renán Barrera y el Dr. Manuel Díaz representa el pivote de los futuros escenarios donde resaltan fortalezas y amenazas en el seno del panismo.

Los ángeles sostienen que la fortaleza para cualquier candidato panista a la gubernatura, incluido el alcalde Mauricio Vila recaería en Cecilia Patrón quien ha realizado un trabajo constante y sostenido con las estructuras en Mérida y con todos los sectores de su partido. Pero también las alianzas con grupos que han hecho lo suyo, incluyendo a Mauricio Díaz.

Por el lado de los demonios, algunos agoreros del mal sugieren que la posible postulación de Renán Barrera a la alcaldía difícilmente derive en un resultado favorecedor, sobre todo en un contexto donde la postulación para el Senado puede representar la manzana de la discordia para liderazgos como Raúl Paz y el propio Joaquín Díaz Mena.

Algunos panistas –no esos que se dicen de a pie, sino los doctores de la doctrina- sostienen que el panismo tiene que estar muy alerta a los resultados del Cónclave en el marco de la decisión de la Comisión Permanente de adherirse al Frente Amplio Ciudadano. 

Porque en este escenario, las conjuras no vendrán sólo de aquellos que queden inconformes con el proceso de designación sino también de los priistas que no dudarán en unirse en contra del ex alcalde meridano que un día sí y otro no, cumple los acuerdos con los que se compromete. 

Por eso, la militancia espera las decisiones que se darán en la Capilla Sixtina del panismo yucateco y el humo blanco que saldrá este mes. De estas decisiones muchos aspirantes a puestos de elección popular corren el riesgo de que ante una mala decisión, éstos se queden un largo rato en el purgatorio político. O como dicen en mi pueblo, “como el perro de las dos tortas”. Tome nota quien deba.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios