16 de Octubre de 2018

Yucatán

¿Quieres ser jefe? Mira qué tienes que hacer

Debe tener cualidades que como guía, formador, hacer crecer a su gente y realizar varias tareas al mismo tiempo.

Un buen patrón debe reconocer el trabajo de sus empleados además de estimularlo constantemente. (onstrategyglobal.wordpress.com)
Un buen patrón debe reconocer el trabajo de sus empleados además de estimularlo constantemente. (onstrategyglobal.wordpress.com)
Compartir en Facebook ¿Quieres ser jefe? Mira qué tienes que hacerCompartir en Twiiter ¿Quieres ser jefe? Mira qué tienes que hacer

Claudia Ortiz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El jefe del siglo XXI es alguien cuyo objetivo es lograr que el trabajo salga en su ausencia; debe ser formador; hacer crecer a su gente, y realizar varias tareas al mismo tiempo, porque el nivel de comunicación e información actual lo obliga a tomar decisiones rápidas, aseguró Carlos Tato Palma, especialista en desarrollo humano.

Por tanto, agregó en entrevista con MILENIO NOVEDADES, si un jefe no tiene a su gente formada para tomar decisiones, para solucionar problemas, atender las necesidades del cliente y estar involucrado con la empresa, pierde oportunidades.

El entrevistado aseguró que un jefe del siglo XXI es alguien que sabe delegar y conoce a su gente, “no es el que apapacha, sino el que hace que la gente crezca haciéndole conocer sus fortalezas y debilidades, poniéndole retos para que cada día vaya superándose”.

Asimismo, Tato Palma señaló que además de ser un formador, debe aprender a comunicarse adecuadamente con su gente y entender los contextos, ya que algo que se está viviendo actualmente en las empresas es que no se puede dejar de lado la parte familiar; el jefe debe entender que el empleado tiene sus tiempos, y eso contribuye al equilibrio de la empresa.

“Los jefes deben conocer cómo son sus compañeros, si tienen un problema familiar o un hijo enfermo, porque el trabajo, al final, una persona lo acepta con el sueldo y las condiciones que le ofrecen, independientemente de su contexto familiar”, señaló.

No obstante, como guía, puede entender que si su compañero de trabajo tiene un problema ese día, su rendimiento no será bueno porque tiene en la cabeza un pendiente. “El jefe debe entender a la persona y al ser humano con el que está laborando”.

El especialista indicó que es importante sobre todo conocer a la persona, ya que un jefe debe ser un poquito psicoanalista y analizar el perfil, ver dónde cojean, observar áreas de oportunidad, “todos los seres humanos podemos hacer maravillas y el que menos te esperas puede dar resultados extraordinarios con la motivación adecuada”.

Carlos Tato Palma señala las virtudes que debe tener un jefe.

Conflictos 

Por otra parte, Tato Palma explicó que cuando en una empresa surge un conflicto lo primero que un jefe debe poner en práctica es hacerle entender a sus compañeros que éstos son de trabajo y que alguien se puede pelear fuerte en el ámbito laboral, pero saliendo deben ser amigos o compañeros.

Sin embargo, cuando se presenta un conflicto, lo primero que se debe hacer es tomar tiempo, no irse con la primera impresión. Debe escuchar las dos partes, y a veces, si el problema es de los dos, que ambos paguen, porque la consecuencia debe ser pareja y queda como testimonio para ir reduciendo los conflictos, señaló.Es decir, deben entender que el trabajo es una cosa y las relaciones personales son otra, y al final, lograr que se solucionen muchos problemas.

“Algo muy importante es conocer el tipo de problema, ya que si es algo personal hay que solucionarlo de manera diferente, y si es de tipo laboral, lo primero que hay que revisar son los procesos”, indicó.
Detalló que entendiendo el proceso, dónde se atoraron las cosas y por qué no se están dando, el jefe lo puede solucionar, “por el contrario, si es personal mezclado con el trabajo, entonces se deben tomar decisiones adecuadas, ya que al final tenemos que dar resultados”. 

Preparación constante
  • Cuando el empleado se da cuenta de que el jefe lo ayuda a crecer lo respeta más que cuando es autoritario y agresivo.
  • Un jefe siempre debe gestionar que la gente a su cargo se prepare continuamente, es decir, que siempre estén estudiando, al igual que él, ya que “cuando la gente deja de aprender empieza a cavar su tumba”.

Motivación

En cualquier empresa es importante la motivación. El consultor Carlos Tato Palma aseguró que el mejor agradecimiento es el oportuno, cuando alguien hace bien un trabajo hay que reconocérselo, no hace falta hacerle una fiesta, simplemente decirle “muy bien, me gustó mucho”, y cuando alguien comete un error, en lugar de hacer una llamada de atención, pegar de gritos y aventar papeles,  hablarle de áreas de oportunidad: entonces, el regaño se convierte en una motivación.

Agregó que también es importante la automotivación, porque a veces el jefe, por más bueno que sea, no podrá darle a un empleado todo el estímulo que quiera, por lo que hay que aprender a automotivarse y mejorar continuamente, lo cual significa “levantarse todos los días pensando cómo le puedo hacer para estar mejor en todas las facetas de la vida, pensar qué puedo hacer hoy mejor y así no habría necesidad de motivar a nadie, ni siquiera regañarlo”.

“A la velocidad con que van ahora las cosas no se puede ser un jefe que todo el tiempo esté apapachando, eso no existe, porque se buscan resultados; puede ser buena persona y amigo, pero al final del día siempre pedirá el cumplimiento de las metas, porque para eso está”, dijo.

El Perfil

Para que todo en la empresa funcione de forma correcta, el jefe debe tomar en cuenta algunas situaciones, como son:

Un jefe no debe:
  • Dar mal ejemplo.
  • Gritar, ya que cuando le alza la voz a una persona a los 15 segundos deja de oír y, en lugar de entender, se enoja.
  • Ser agresivo.
  • Ser insensible; si ve que alguien tiene un problema, al menos debe acercarse y tratar de ver cómo está.
  • Perder los límites entre jefe y amigo.
  • Dejar de estudiar y prepararse.
  • El jefe está obligado a:
  • Dar el buen ejemplo.
  • Trabajar muy duro.
  • Saber los puestos de sus empleados, porque no puede exigir a una persona que dé resultados si no sabe cuáles son sus funciones.
  • Debe tener un excelente nivel de comunicación, para dar instrucciones claras, precisas e inclusive hasta se vale que pregunte ¿qué te pedí?, dependiendo del nivel del personal.
  • Delegar, tomando como base el viejo principio de la administración “la autoridad se delega y la responsabilidad se comparte”.
  • Cuando va a llamar la atención sobre un problema laboral debe hacerlo bajito, porque obliga a la persona a acercarse y poner atención.
  • Reglas de etiqueta de un jefe:
  • Obviamente, ser ejemplo en hasta como se viste, ésa es parte de la imagen que debe proyectar.
  • Nunca faltarle el respeto a nadie, ni en privado ni en público.
  • Debe conocer a sus compañeros por su nombre y saludarlos.
  • Participar en las fiestas de oficina, compartir con las personas de una manera adecuada, en un tiempo adecuado, como en el pastel de cumpleaños del área.
  • Nunca subir un pie sobre el escritorio y menos recibir así a sus empleados.
  • Debe prestarle atención a la gente y no a su celular o computadora.
  • Nunca debe tomar llamadas cuando se está hablando con alguien, a menos que sea urgente.
  • Respetar los horarios de su personal.

Imagen ejecutiva

Hombres
  • La imagen ejecutiva de un hombre comienza con una buena silueta. Esto quiere decir usar prendas adecuadas al tipo de cuerpo.
  • Estar en buena forma corporal y comunicar energía, eficiencia y alta autoestima.
  • Poseer y conservar un buen corte de cabello, y debe verificar su peinado antes de cualquier aparición pública.
  • Usar ropa de color oscuro para comunicar autoridad. Los colores más recomendables son el azul marino y el gris oscuro.
  • La camisa blanca comunica autoridad. Entre más fina, mejor. Se sugieren de algodón egipcio o de popelina inglesa.
  • Las camisas de color o con algún patrón de rayas o cuadritos comunican accesibilidad. Igualmente, las camisas de color con el cuello y los puños blancos.
  • Usa zapatos de agujetas si quiere mostrar autoridad.
  • El portafolio debe ser fino y conservarse en buen estado.
  • Debe recortar periódicamente el vello de la nariz y las orejas.
  • Mantener siempre limpias y arregladas las uñas de las manos.
  • Utilizar una pluma fina, de marca, es símbolo de autoridad y poder.
  • Es importante ponerse zapatos limpios, bolearlos diario. Invierta en su calzado, la calidad se nota y aumenta la presencia profesional. 
  • ¿Sabía usted que una encuesta a nivel internacional reveló que lo primero que ve una mujer de un hombre son los zapatos? ¿Y que los hombres son capaces de recibir información de una mujer desconocida por el tipo de zapatos que usa?
Mujeres
  • En los zapatos femeninos se recomiendan los colores básicos negro, café obscuro, azul marino y hueso.
  • Los tacones del calzado femenino profesional miden 5 cm.
  • Evite las minifaldas y los escotes profundos en el trabajo.
  • Escoja un maquillaje lo más parecido al tono de piel.
  • Una mascada fina aumentará la calidad de todo el atuendo femenino.
  • La estatura y forma de las piernas determina el largo ideal de la falda (es justo mencionarles de que acuerdo con la misma encuesta internacionales antes mencionada, las piernas femeninas son el primer punto de atención de los hombres, el segundo los ojos y el tercero la boca).
  • Las mujeres ejecutivas no usan el cabello largo (largo es todo aquello que sobrepasa la línea de los hombros).

La oficina es un reflejo de la mente 

Por otro lado, la oficina es un reflejo de cómo está la cabeza de un jefe, y si se encuentra desordenada, así está la mente; debe tener orden, como dirigente o guía, debe pensar en la imagen que desea proyectar.

Por ejemplo, si quiere proyectar ser una persona con enfoque a la familia puede poner fotografías con su esposa e hijos, colocar libros también es una buena opción, y si es una persona devota o creyente, puede poner una imagen discreta de su credo.

De acuerdo con “El Poder de la Imagen Pública”, de Víctor Gordoa, la oficina de un jefe debe ser un lugar cómodo y siempre sentarse frente a la puerta para comunicar a los demás que se tiene la apertura a recibirlos, en un área abierta donde se le vea trabajando; también debe cuidar la posición de la computadora, que debe estar a un lado y no tapándolo.

En cuanto a las sillas, lo que importa no es el tamaño sino la comodidad, pues la seguridad no la dará un escritorio enorme; es importante recordar que menos es más, pero tiene que reflejar la personalidad del jefe, ya que muchas veces son oficinas estándar.

Una oficina debe ser iluminada, bien ventilada, no es conveniente que todos se pongan a escuchar música a alto volumen; en ocasiones es conveniente usar audífonos, aunque tampoco son cien por ciento recomendables, porque aíslan a las personas.

Los colores son de suma importancia, por lo que se deben usar tonos neutros, blancos o pasteles para que se vuelva un espacio creativo para el jefe.

Y entre más luz en la oficina mejor, aunque se puede bajar la intensidad conforme va pasando la tarde o si tienes una junta, o luces indirectas, ya que la luz es el elemento básico para que las cosas se vean bien. 

(Con información de Cindy Levy)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios