25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Casa 14 cumplió dos años

Los artesanos de Yucatán tienen un aparador en el mejor lugar de Mérida.

Casa 14 ha sido el detonante de productos que se generan en nuestro estado. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Casa 14 ha sido el detonante de productos que se generan en nuestro estado. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Compartir en Facebook Casa 14 cumplió dos añosCompartir en Twiiter Casa 14 cumplió dos años

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace algunos días se celebró el segundo aniversario de la tienda Casa 14. Un proyecto que inició con el apoyo del entonces diputado Dafne López y alcaldes entre el que destaca Raúl Quintal, entones concejal de Tecoh. 

Cuando el gobernador Rolando Zapata Bello, en compañía del entonces legislador, alcaldes del distrito 14, así como de artesanos que nos honraron con su presencia cortaron el listón inaugural, se selló el inicio de un nuevo episodio que debe perpetuarse, ya que este proyecto es un importante escaparate para cientos de personajes, llámense artistas del cincel o pincel, virtuosas costureras que rememoran con su excepcional trabajo a la diosa del tejido Ixchel, y/o maravillosos médicos tradicionales yucatecos que con su arte desaparecen las dolencias.

Casa 14 ha sido el detonante de productos que se generan en nuestro estado que permanecían en el estante, alacena o en el taller de algún olvidado poblado, ya que por falta de un espacio para exhibir sus productos, se quedaban a la suerte que algún visitante que cruzara por la comisaría o municipio tuviera la fortuna de advertir su presencia para luego interesarse, situación que podríamos equipararla con una compleja ecuación.

Ante tal panorama, para muchos no fue opción esperar, por lo que finalmente sus sueños fueron sepultados por la realidad y lo que parecía ser una ilusión prometedora, en un parpadeo su naciente producción era eclipsada por la necesidad, por lo que muchos se veían en la obligación de abandonar sus implementos para emigrar a la capital yucateca en busca de empleo.

Hoy, luego de dos años de trayecto, Casa 14 posee en su aparador más de mil artículos producidos por manos yucatecas, mismos que van desde medicinas producidas con la milenaria tradición maya, hasta artesanías como podrían ser juegos tradicionales de Yucatán, artículos en madera, piedra, textiles, cerámica, alimentos como chile habanero llamado “Ik” en maya, bebidas de diversos aromas, o miel nativa de la región como podría ser la melipona que posee maravillosas propiedades alimenticias y curativas. 

Creatividad 

Hoy, los artesanos de Yucatán tienen un aparador en el mejor lugar de Mérida, ya que por encontrarse en el corazón de la ciudad, específicamente en la calle 60 con 59 y 61, además que todo el turismo que visita el Centro de nuestra capital transita por allá, los productores no se ven en la necesidad de utilizar un solo transporte más que el que los conduce de su poblado a Mérida.

La mecánica es simple: si usted es fabricante de algún producto hecho en Yucatán, sólo tiene que ir a Casa 14 y le será designado un sitio para exhibir su producto, y en cuanto se venda usted será informado para que recoja su dinero. Así de simple. Cientos de artesanos se han visto beneficiados con este proyecto y, de la misma forma, muchos han surgido gracias a este gran aparador. 

Gente que nunca pensó que su talento fuera consentido, gracias a que llevaron su producto a Casa 14, en pocos días se percató que su creatividad y talento no tienen fronteras. 

De la misma forma, gracias a la exhibición de productos medicinales tradicionales, muchas personas han encontrado el remedio natural contra dolencias. Allá tenemos a nuestro amigo de Homún, el carpintero Víctor Manuel Basto May (“Seven”), quien en varias ocasiones se vio en la necesidad de ir a urgencias médicas a causa de piedras en el riñón, y gracias a la medicina tradicional que se distribuye en esta tienda, expulsó siete “rocas”, casi una albarrada.

Al hablar de artesanías, creo que gran parte de los yucatecos jugamos de niños la famosa kimbomba, y gracias al ingenio de un artesano por rescatarlo del olvido, a muchos nos ha transportado por el tiempo deseándole que si decide atreverse a jugarlo de nuevo, le atine al palito sin romper el vidrio del vecino. ¡Por la raja de canela del “triste” Chemas! 

Mi correo es [email protected] y twitter @sergiogrosjean.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios