18 de Noviembre de 2018

Yucatán

Casi se los 'cargó' el payaso

La envidia entre hermanos derivó en un caso de brujería que involucró a familiares, en Mérida.

Un payaso muy similar a este se usó para la brujería. (Jorge Moreno/SIPSE)
Un payaso muy similar a este se usó para la brujería. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Casi se los 'cargó' el payasoCompartir en Twiiter Casi se los 'cargó' el payaso

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hay una leyenda urbana conocida como "La sonrisa del payaso", la cual cuenta de unos asaltantes que se meten a los baños de los centros comerciales y le dicen a la víctima luego de robarle: ¿Quieres que te matemos o quieres que te hagamos la sonrisa del payaso?

Por lógica, las personas prefieren lo segundo, pero no se imaginan que esto significa que, con un cuchillo, les corten ambos lados de la boca para que esta 'crezca' más del doble y la sangre simule la terrorífica sonrisa de un payaso.

No pude evitar recordar esto cuando, hace algún tiempo, me enteré que un niño en Mérida veía la "sonrisa del payaso" en su habitación.

Pero, lejos de tratarse de un asaltante o algo relacionado con la leyenda urbana, tras una investigación me enteré que en su cuarto tenía un muñeco en forma de payaso que se movía sólo y parecía reírse, pero lejos de espantar al niño (de cinco años de edad) le gustaba y hasta hablaba con él.

Hasta este punto pensé que podría tratarse de un típico caso de "amigos imaginarios" o algo por el estilo, de no ser porque el papá de este niño ya había visto como, de manera intempestiva, los labios de muñeco se abrían simulando una amplia sonrisa; de esta forma confirmó que lo que decía su hijo podía ser real.

Lo primero que pregunté fue sobre el origen del payaso y me contó que su hermano (el tío del niño) se lo había regalado y que no creía que le hubiera dado un objeto embrujado o 'trabajado' a su sobrino, ya que guardaban una excelente relación.

Tiempo después, incluso, logró grabar con su celular el momento exacto en que se mueve el payaso (como si caminara) y cuando se le forma la sonrisa en su rostro, el niño decía que el muñeco lo llamaba por su nombre. Logré ver el video, pero por desgracia no quiso darme una copia ni a mí ni a nadie, ya que ahí se veía su hijo y temía que se burlaran de él.

Decidieron quemar al muñeco y dar por concluido todo esto.

Responsable, quien menos pensaban 

Unos meses después me topé con este señor en la calle, nos saludamos y cuando le pregunté por su hijo y si continuaban los fenómenos paranormales en su casa, él, hasta cierto punto apenado me dijo que yo tenía razón…

Resultó que, poco después de quemar al muñeco, tuvo un pleito familiar y salió a relucir la verdad, su hermano sí le estaba haciendo brujería (por motivos de envidia), y ya estaba surtiendo efecto, ya que le fue mal en sus negocios, por situaciones que no viene al caso mencionar.

Fue su cuñada quien confesó que compraron el payaso a petición de un brujo al que consultaron con el fin de que a esa familia le fuera mal.

Y cuando el hechicero 'trabajó' al muñeco, se lo llevaron al niño para que surtiera efecto el embrujo.

No cabe duda de que muchas veces la persona menos pensada es quien puede estar haciéndonos mal, aunque en este caso, por fortuna, las víctimas se han recuperado por completo.

Por otra parte, el sábado 13 de abril llegará al municipio de Halachó la gira paranormal Misterios, donde presentaré casos completamente nuevos, incluyendo la presentación en vivo de parte del Museo Paranormal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios