23 de Octubre de 2018

Yucatán

Grupo SIPSE Yucatán celebró a la Virgen Morena en su día

Por segundo año consecutivo, la empresa agradeció a María con una misa.

Milenio Novedades festejó con misa, flores y canto, a la Virgen de Guadalupe en su día. (SIPSE)
Milenio Novedades festejó con misa, flores y canto, a la Virgen de Guadalupe en su día. (SIPSE)
Compartir en Facebook Grupo SIPSE Yucatán celebró a la Virgen Morena en su díaCompartir en Twiiter Grupo SIPSE Yucatán celebró a la Virgen Morena en su día

William Sierra/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El espíritu y amor hacia la Virgen de Guadalupe se sintió en esta casa editorial, cuyos colaboradores participaron con fervor en una misa de acción de gracias, celebrada por el sacerdote, Carlos Ceballos García.

A un costado de la imprenta donde diariamente se producen Milenio Novedades y De Peso, en busca de mantener informada a la sociedad yucateca, el sacerdote manifestó su agrado por celebrar junto con decenas de trabajadores, a Santa María de Guadalupe, en su día.

En su homilía compartió una anécdota que vivió en Chicxulub Pueblo, lugar donde fue párroco por ocho años y en la que estuvo involucrada la Virgen de Guadalupe.

También te puede interesar: En moto, bici o a pie llegan antorchistas a San Cristobal

“Cuando estuve en mi antigua casa, en Chicxulub Pueblo en el fondo del altar puse un letrero, acompañado con una cruz de metal, en el que se leía, ¡Soy la esclava del Señor cúmplase en mí, cuanto has dicho!, sin embargo, al parecer a alguien no le pareció el escrito y fue quitando las palabras”, recordó.

A la izquierda, hizo colocar un marco de piedra con una especie de pozo, donde se echaban monedas para recordar, pedir favores.

Pese al acontecimiento de la falta de palabras, nunca dejó de ofrecer su oración, hasta que un día, una persona comenzó a colocar las letras que había puesto.

“El letrero volvió a estar completo. Así de la misma manera en que estuvo otra vez correcto, todos podemos renovar nuestra relación. La vida volvió a llenar mí corazón y mi alma, pues renovamos la relación, entre su servidor y ella”.

Al concluir la ceremonia y dejar el altar con el cuadro de la Virgen de Guadalupe, arropada por la bandera nacional y protegida por Jesucristo crucificado, el sacerdote procedió a bendecir y rociar agua bendita entre los presentes.

Por su parte Manuel Castillo, Carrillo, gerente general, recordó que Don Andrés García Lavín fue un ferviente devoto guadalupano y confía en que esta celebración eucarística, que por segundo año consecutivo se realiza, sea el comienzo de una linda tradición que prevalezca entre los empleados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios