11 de Diciembre de 2018

Opinión

Centenario del Bolero Mexicano en la Sala Ponce del Palacio de Bellas Artes

Para conmemorar el Centenario del Primer Bolero Mexicano, Madrigal, compuesto en...

Compartir en Facebook Centenario del Bolero Mexicano en la Sala Ponce del Palacio de Bellas ArtesCompartir en Twiiter Centenario del Bolero Mexicano en la Sala Ponce del Palacio de Bellas Artes

Para conmemorar el Centenario del Primer Bolero Mexicano, Madrigal, compuesto en Yucatán en 1918, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto para el Desarrollo y Fomento del Bolero en México, A. C., en coordinación con la Secretaría de la Cultura y las Artes de Yucatán y otras instituciones, ofrecieron un Concierto-Panel en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, el pasado miércoles 8 de agosto.

Abrió el programa Francisco Javier López Morales, director del Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia, quien informó de los avances para que la Unesco declare el bolero Patrimonio de la Humanidad. La presidenta del Instituto para el Desarrollo y Fomento del Bolero en México, Cecilia T. Margaona, expresó su satisfacción por la inscripción del bolero en el Patrimonio Cultural Inmaterial de México y exhortó a trabajar unidos hasta lograr su inscripción en la Unesco.

De inmediato hablaron los investigadores Enrique Martín Briceño, director de la Escuela Superior de Artes de Yucatán, quien enfatizó la trascendencia histórica del bolero primigenio mexicano, y Luis Pérez Sabido, que explicó los detalles del estreno del bolero Madrigal, de Enrique Galaz  y Carlos R. Menéndez, en la Hacienda Cacao, en agosto de 1918. Enseguida Rodrigo de la Cadena, con el acompañamiento del guitarrista Gabriel Badillo, interpretó el referido bolero, que fue largamente aplaudido por el público que colmó el recinto.

En su turno, Pável Granados, investigador de la Fonoteca Nacional, se refirió al desarrollo del bolero en México, y Pablo Dueñas, gerente de la XEB del Instituto Mexicano de la Radio, habló de los primeros boleros yucatecos llevados al disco en la década 1920-1930, mientras se escuchaban las grabaciones correspondientes. 

Rodrigo de la Cadena al piano interpretó los boleros Imposible (1928), de Agustín Lara; Vereda Tropical (1936), de Gonzalo Curiel; Cenizas (1946), de Wello Rivas; Usted (1951), de Monís Zorrilla y Gabriel Ruiz; Mucho corazón (1950), de Emma Elena Valdelamar y, con el acompañamiento del guitarrista Badillo, los boleros yucatecos Quisiera (1928), de Ricardo López Méndez y Guty Cárdenas, y Ella (1925), de Osvaldo Bazil y Domingo Casanova, que fueron coreados por la concurrencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios