15 de Diciembre de 2017

Yucatán

Chinos 'golpean' a la industria de la guayabera yucateca

La prenda representativa de la entidad sufre uno de sus peores embates: la invasión de prendas apócrifas chinas.Precios muy bajos, pero sin calidad.

En 2013 se Celebró por primera vez en Yucatán el Día de la Guayabera, que por decreto del gobernador Rolando Zapata Bello se celebra el 21 de marzo. (Milenio Novedades)
En 2013 se Celebró por primera vez en Yucatán el Día de la Guayabera, que por decreto del gobernador Rolando Zapata Bello se celebra el 21 de marzo. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Chinos 'golpean' a la industria de la guayabera yucatecaCompartir en Twiiter Chinos 'golpean' a la industria de la guayabera yucateca

Candelario Robles/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En pleno esfuerzo de empresarios y gobierno por impulsar la guayabera yucateca a los mercados internacionales, la prenda representativa de la entidad sufre uno de sus peores embates: la invasión de prendas similares de China, que ingresan por la Zona Libre de Belice.

El dirigente estatal de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canainve), Pedro Góngora Medina, denunció que la entrada de estas prendas representa una gran amenaza para los productores locales, ya que las guayaberas chinas tienen precios muy bajos, pero no reúnen los estándares de calidad requeridos.

“Es una competencia desleal la que enfrentamos, sobre todo porque nuestros afiliados que tienen una certificación de autenticidad para crear las guayaberas se ven fuertemente impactados con estos productos de muy mala calidad y bajo precio, procedentes principalmente de China, y que entran a nuestra región”, afirmó. 

Datos de la dirigencia nacional de la Canainve revelaron que sólo en el primer semestre del año pasado ingresaron al país alrededor de 44 millones de prendas de vestir con un valor de entre uno y 25 centavos de dólar por prenda.

Se atribuye a Pedro Mercader Gausch el haber introducido la guayabera a Yucatán

Góngora Medina destacó que la venta de prendas importadas comercializadas en los mercados, tanto formal como informal, perjudican el desarrollo económico de la industria del vestido en general, ya que las empresas que la componen se enfrentan a una competencia inequitativa e ilegal.

“Esta situación ha generado cierta incertidumbre y preocupación entre los industriales, lo que ya fue expresado ante las autoridades, a fin de buscar soluciones a corto plazo que favorezcan el desarrollo e innovación de este importante sector de la entidad”, apuntó.

Por su parte, Manuel Tamayo, integrante de la Canainve-Yucatán, precisó que productores chipanecos también introducen guayaberas “patito” al mercado yucateco.

“Son prendas de muy mala calidad, y que no cumplen con los estándares de originalidad, eso nos perjudica mucho a los productores que sí pagamos impuestos, a empleados, la renta de un local y también una capacitación constante a nuestras modistas”, señaló.

Indicó que es fácil detectar una guayabera apócrifa, ya que los terminados son de mala calidad, costuras no bien adheridas, el tipo de tela principalmente es manta y no 100 por ciento algodón o lino. 

“La tendencia de los productores de guayabera yucateca ya tiene mucho que no la producen en manta, ahora se trabaja más el lino puro y las mezclas de fibras de algodón”, comentó. 

La capital mundial

Históricamente se le atribuye a don Pedro Mercader Gausch —de origen español— el haber introducido la guayabera a tierras yucatecas procedente de La Habana, Cuba.

Las primeras piezas fueron diseñadas con alforzas, adicionándoles dos bolsas delanteras superiores con tapas y botones y convirtió en anchas las bolsas inferiores (que en Cuba era sólo adorno) y decidió fuera en color blanco, observando el vestuario típico del lugar y dándola a conocer como la “guayabera”. 

Hacia finales de siglo XIX, muchos yucatecos de clase acomodada la compraban en la tienda El Encanto, que por ello cobró fama, cuando Yucatán ya había desarrollado su propia industria manufacturera de las “guayaberas”.

Durante la revolución cubana de los años 60, las cosas cambiaron y varios empresarios yucatecos, viendo que aún tenían gran demanda, decidieron fabricarlas. Desde los sesenta hasta 1985 eran tan populares local, nacional y mundialmente, que hubo una tremenda alza en el número de fábricas.

Piratean diseños
  • La Canainve reveló que el comercio informal “piratea” diseños de la guayabera yucateca.
  • Las prendas apócrifas proceden de China y entran por la frontera de México con Belice, por la Zona Libre de Chetumal.

Con la mira puesta en el mercado internacional

La guayabera estilizada o combinada está revolucionando el sector y dejando una buena derrama para los industriales del vestido, muchos ya tienen ventas en el mercado internacional y otros están por arrancar sus procesos de exportación, destacó Manuel Tamayo Sansores, dueño de la empresa “Esencia Maya”.

“Estamos frente a una nueva imagen de la guayabera yucateca, ante un diseño que llama mucho la atención en los jóvenes de la entidad, y del resto del país, que antes la sentían como una prenda más clásica de los padres y abuelos. Hoy son los propios chicos los que vienen a pedir se les diseñen sus guayaberas combinadas”, destacó.

Empresario de la industria del vestido y de las artesanías, destacó que tres años atrás, la edad de los consumidores de guayabera oscilaba entre los 35 y 60 años, ahora los jovencitos, desde los 15 años, ya se interesan en esta prenda tan representativa de la Península.

En entrevista, destacó que el ingrediente extra de la nueva prenda es su producción en telas como el lino puro, que le dan una característica muy peculiar para enfrentar temperaturas cálidas.

“Antes, las guayaberas se hacían principalmente en algodón o manta. Hoy hacerlas en lino nacional o importado, permite tener un mejor producto fincado en colores pastel, que hace que sea una experiencia de uso diferente”, aseveró.

Tamayo Sansores comentó que se tenía identificada a la guayabera como una prenda de vestir exclusiva de los políticos o ejecutivos. Ahora es utilizada en bodas, cocteles y eventos ligeros que se realizan al aire libre o lugares cerrados, “ése es el dinamismo que está marcando la guayabera a los yucatecos”.

Con más de 15 años en el mercado de la industria del vestido de Yucatán, el empresario destacó que su marca ha exportado prendas a ciudades como San Francisco, California, en Estados Unidos, y otros lugares tan remotos como Moscú, Rusia, “un día llegó hasta nuestras tiendas un grupo de turistas preguntando por nuestros modelos de guayabera, y ahí habían tres personas de Rusia, quienes solicitaron varios modelos, más tarde ya estábamos exportando nuestras primeras prendas a ese país”.

Destacó que en el mercado internacional el costo de una guayabera combinada oscila entre los 100 y 130 dólares, dependiendo de la tela, el diseño y el corte.

Propuesta de  Yucatán para el mundo... fashion

Considerado uno de los iconos de Yucatán, la guayabera toma un segundo aire y ahora se encamina a colocarse como un elemento del mundo “fashion” en el mercado nacional e internacional, con una propuesta de diseño marcada por la estilización y de moda bien definida.

Los diseñadores lograron reinventar la guayabera yucateca, producto que empieza a posicionarse en el gusto de las nuevas generaciones y que ya tiene una alta demanda en el mercado internacional. La actual, combinada, es todo un hito en el gusto de las nuevas generaciones de yucatecos, misma que ya inundó el mercado nacional con sus tonalidades pastel en puños, cuello y orilla delantera.

Los integrantes de la industria del vestido yucateca también festejan que esta mítica prenda de Yucatán ya se demande para su exportación a ciudades tan lejanas como Moscú, Rusia, y sobre todo en países de Europa, como Italia, Alemania y España, y en ciudades consideradas las capitales de la moda del Viejo Continente, como París y Milán. 

El vicepresidente de la Canaive, Rocco Caruso Cónsoli, precisó que el resurgimiento de la guayabera es con nuevas propuestas de moda y más apegado a las tendencias internacionales.

“Es una prenda más estilizada, con propuestas nuevas… Más acorde a las tendencias internacionales, con propuestas de más moda… Incluso los colores son más vivos; deja de ser una prenda tan clásica y se vuelve más dinámica en el tiempo y en el espacio”, aseveró.

Destacó que otro de los aspectos que impulsan a la guayabera estilizada son sus índices de calidad y los acabados artesanales la convierten en únicas y de mayor plusvalía.

“En Yucatán sabemos cómo confeccionar con calidad esta prenda, por lo que la calidad nos permite entrar al mercado internacional. Ya no es una prenda folclórica, es del gusto internacional”, señaló. 

Muy internacional
  • La nueva guayabera combinada tiene influencias de los modistas milaneses, parisinos y colombianos.
  • La prenda clásica de Yucatán se internacionaliza en el mundo de lo “fashion” y la demanda por este producto ya llegó a mercados distantes como el ruso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios