20 de Octubre de 2018

Yucatán

Fatal choque en Juan Pablo II

Muere un peatón al ser arrollado por un motociclista; paramédicos lucharon para reanimarlo.

Tanto un motociclista (foto) como un peatón salieron volando al chocar en el fraccionamiento Juan Pablo II, pero el segundo falleció. (Martín González/SIPSE)
Tanto un motociclista (foto) como un peatón salieron volando al chocar en el fraccionamiento Juan Pablo II, pero el segundo falleció. (Martín González/SIPSE)
Compartir en Facebook Fatal choque en <i>Juan Pablo II</i>Compartir en Twiiter Fatal choque en <i>Juan Pablo II</i>

M. González y A. Escamilla
MÉRIDA, Yuc.- Mortal imprudencia cometió anoche un sujeto de unos 40 años de edad, quien presuntamente, bajo los influjos del alcohol, intentó atravesar una avenida del fraccionamiento Juan Pablo II y un motociclista que transitaba sobre la misma vía lo embistió brutalmente.

Por varios minutos, paramédicos de la SSP trataron de reanimar al atropellado y aunque fue trasladado enseguida al Hospital O’Horán aún con signos vitales, no logró burlar a la muerte.

Richard José Colonia Álvarez conducía de poniente a oriente una motocicleta Suzuki GN-125 sobre la calle 41 de la referida zona habitacional, pero en el cruce de las calles 20 y 22 el peatón se le atravesó intempestivamente, por lo que el motociclista no pudo evitar arrollarlo.

Según curiosos, ambos volaron pero quien se llevó la peor parte fue el peatón, pues se golpeó el cráneo contra el pavimento, sufriendo una fractura expuesta. 

El motociclista, aunque terminó bañado de sangre en la cara y con varios raspones, no estaba herido de gravedad.

Céntrica colisión

Asimismo, fuerte y aparatosa colisión se registró ayer por la tarde en la esquina de las calles 47 con 66 del centro de Mérida, debido a que el guiador de una camioneta no respetó la luz roja del semáforo instalado en ese cruce, provocando que chocara con un taxi. Pero pese a lo fuerte del impacto, sólo hubo daños materiales, pero ningún lesionado de gravedad.

En la esquina del bar “El Estado Seco”, sobre la calle 47, de oriente a poniente, circulaba una camioneta Outlander, pero al llegar al cruce con la 66, a su conductor Alejandro Euán le fallaron la vista y los reflejos, pues no se percató que tenía luz roja en el semáforo, de modo que se metió en la preferencia.

Para su mala suerte, sobre la 66, de norte a sur, venía Luis Silva manejando un taxi y como tenía luz verde, siguió su camino, pero al pasar por la esquina fue chocado por la camioneta, que lo mandó a subirse a una de las banquetas y golpear con el frente del auto el muro de un predio. Asimismo, la camioneta se proyectó hacia el otro lado, quedando ambas unidades con destrozos incalculables.

Una pasajera del taxi resultó con golpes, por lo que se pidió la presencia de paramédicos de la Policía de Mérida para su atención, pero por fortuna sólo presentó golpes leves y nada de gravedad.
Agentes de la corporación policiaca se presentaron a tomar nota y deslindar responsabilidades, y el guiador de la camioneta aceptó su responsabilidad en el accidente. Arribaron los representantes de las respectivas aseguradoras para solucionar todo de la forma más rápida posible.m

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios