19 de Septiembre de 2018

Opinión

El agua en nuestro medio urbano

El tema del agua en Mérida es un caso de muchos vértices.

Compartir en Facebook El agua en nuestro medio urbanoCompartir en Twiiter El agua en nuestro medio urbano

El tema del agua en Mérida es un caso de muchos vértices; recuerdo que hace más de 40 años, cada vez que me encontraba en la Ciudad de México al Dr. Arciniega, de la Oficina Sanitaria Panamericana, me decía: Humberto, dile a tus paisanos que le bajen a la calidad de su agua potable, ya que de nuevo ganaron el primer lugar en toda Latinoamérica; pero hoy estamos cerca del último.

El uso y la calidad del agua en el medio urbano concentran el uso doméstico, el uso comercial y el uso industrial, sin duda los que están vinculados con el mayor porcentaje de la sociedad asentada en las ciudades. El uso doméstico del agua abarca funciones esenciales, reconociéndose su prioridad frente a otros servicios e infraestructuras en la planificación del desarrollo y la asignación de recursos y derechos.

Las mayores exigencias de los habitantes urbanos, con respecto a los servicios de abastecimiento y saneamiento, obligan a incluir nuevas consideraciones a nivel de eficiencia, calidad, garantía de servicios y gestión de riesgos, así como el nuevo paradigma de la sostenibilidad ambiental, que demanda la incorporación de nuevas herramientas y modos de gestión.

Además, surgen nuevos retos que requieren de la aplicación de estrategias innovadoras para la minimización de los impactos de las aguas residuales en nuestro acuífero subterráneo, la ciénaga y el mar; la adecuación de las aguas residuales o la disminución de sus impactos en los cuerpos receptores por los deficientes sistemas de saneamiento que tenemos son temas sin resolver en todo Yucatán. Es por ello necesaria una gestión integral y de calidad de los sistemas de saneamiento y drenaje urbano, partiendo de un detallado diagnóstico de la situación actual, que integre todas sus partes, de tal manera que las intervenciones que se definan y realicen conduzcan a la consecución de un mismo objetivo común todavía pendiente: la conservación y no contaminación de los ecosistemas acuáticos.

Esta gestión de los sistemas de saneamiento y drenaje urbano requiere de una mejora integral y tecnológica, incorporando nuevas formas de gestión que rebasen dichos aspectos e introduzcan nuevas variables normativas y urbanísticas, consolidando la participación ciudadana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios