22 de Junio de 2018

Opinión

¿Zar caza-corruptos?

No cabe duda que, en épocas electorales, casi todo suele destapar polémica.

Compartir en Facebook ¿Zar caza-corruptos?Compartir en Twiiter ¿Zar caza-corruptos?

No cabe duda que, en épocas electorales, casi todo suele destapar polémica. El caso concreto es la propuesta del gobernador Rolando Zapata Bello para designar como Vice Fiscal Anticorrupción al todavía Ombudsman estatal o defensor de los derechos, Enrique Goff Ailloud.

Lo de Vice Fiscal es como llamarlo “zar anticorrupción” y consiste en investigar las denuncias que se presenten en el cotidiano quehacer de las instancias gubernamentales. Es decir: si alguien del gabinete desvía millones de pesos para comprar preservativos sabor fresa y repartirlos entre los jóvenes a cambio de su voto electoral para 2018, entonces, con la denuncia correspondiente, entraría en acción don Pepe Enrique Goff.

En caso de detectar irregularidades, pues entonces el llamado Vice Fiscal Anticorrupción tendría las facultades hasta de amonestar públicamente y de proceder penalmente contra el impío fariseo que osó utilizar recursos del erario para comprar los famosos “condoritos” que, quizá, puedan tener impreso el nombre del abanderado a la gubernatura, diputación estatal o federal y hasta alcalde.

Así debe funcionar el “zar anticorrupción”. No obstante, el nombramiento único de Goff Ailloud despertó ámpula entre diversos sectores de la sociedad, al menos los más activos en la defensa de los derechos humanos.

Integrantes del Grupo Indignación, quizá la organización más conocida en la promoción y defensa de los derechos humanos, han reprobado el trabajo del Ombudsman porque no ha actuado con prontitud en incidentes presuntamente violatorios de las garantías individuales y universales del ser humano y emitido las famosas recomendaciones hasta meses o un año después de los hechos.

Algunos académicos y políticos piden que el virtual Vice Fiscal Anticorrupción sea aprobado por los diputados del Congreso local porque, en términos generales, es un tipo capacitado y con sensibilidad para su nueva encomienda. Los bandos opuestos, pues.

Algo es seguro y aunque opongan resistencia diversos legisladores locales: por mayoría, después de que entren en acuerdos “de todo tipo”, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) será ratificado y pasará, en caliente, a despachar en sus nuevas oficinas con la meta supuestamente clara de hacer todo transparente y evidenciar y castigar a los corruptos, “sin distinción partidista”.

PRIMERA CAIDA.- Los dados ya están tirados. Rolando Zapata se encargó de ello y dejará su administración con un funcionario “amado” o, mínimo, cuestionado.

SEGUNDA CAIDA.- Quizá se le debe dar a “Don Goff” el beneficio de la duda.

TERCERA CAIDA.- Y que sea vigilado para evitar que se transforme en “Don Go-l-ffo”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios