22 de Septiembre de 2018

Opinión

Palmarito: uso excesivo de la fuerza

Existe un Manual del uso de la fuerza, de aplicación común a las tres Fuerzas Armadas, pero ¿dónde está?

Compartir en Facebook Palmarito: uso excesivo de la fuerzaCompartir en Twiiter Palmarito: uso excesivo de la fuerza

El 30 de mayo de 2014, las secretarías de Defensa y de Marina publicaron el Manual del uso de la fuerza, de aplicación común a las tres Fuerzas Armadas, ante la preocupación de que hubiera víctimas civiles en medio del fuego cruzado entre fuerzas federales y delincuentes. Los militares eran entonces cuestionados por denuncias de violación a los derechos humanos.

A casi tres años de distancia, parece que esa percepción poco ha cambiado porque el pasado 3 de mayo por la noche, en la comunidad de Palmarito, Puebla, durante un operativo contra los “huachicoleros”, un soldado disparó contra un civil sometido y lo mató de un disparo, según se aprecia en un video difundido por el periódico poblano Cambio.

El manual de referencia, más que “una guía para la actuación del personal militar en el ejercicio de sus funciones”, es un tratado sobre las conductas de soldados y marinos ante hipotéticos escenarios, y hace hincapié en que el uso de las armas será el último recurso. El primer capítulo exhorta a evitar homicidios, detenciones arbitrarias, incomunicación, cateos y visitas domiciliarias ilegales, tortura, violencia sexual, desapariciones forzadas. Es decir, todo por lo que se ha acusado a las tropas en la guerra contra la delincuencia organizada.

El capítulo tercero busca proteger a la población ajena a las acciones de apoyo a las autoridades civiles, y ordena que los militares videograben o fotografíen sus operativos “para estar en condiciones de aportar medios de prueba fehacientes sobre su actuación”. Algo así como probar su inocencia por si llegan a ser acusados de algún delito. Sin embargo, en Palmarito, los soldados intentaron desactivar la cámara que captó lo que parece es una ejecución, es decir, todo lo contrario que sugiere el manual.

Y aunque casi enseguida se reveló otro video en el que un civil mata a un militar -lo que parece desencadenó la agresión posterior-, el daño a la imagen del Ejército ya estaba hecho. El primer golpe mediático fue contundente. Parece paradójico, pero la opinión pública reacciona más ante la muerte de delincuentes que ante los que exponen la vida para brindarle seguridad, porque no hay que olvidar que ese 3 de mayo también murieron cuatro militares.

Anexo "1"

Cuándo disparar...

El punto 14 del Capítulo III relativo a Medidas para disminuir posibles daños a terceros del “Manual del uso de la fuerza, de aplicación común a las tres Fuerzas Armadas” señala, entre otras, las siguientes acciones prohibidas por constituir un uso indebido de la fuerza.

Disparar desde o hacia vehículos en movimiento, excepto en aquellos casos en que, de no hacerlo, resulte evidente y notorio que el personal de las fuerzas armadas o terceros resultarán gravemente afectados y no hay otra alternativa para evitarlo.

Disparar a través de ventanas, puertas, paredes y otros obstáculos, hacia un objetivo que no esté plenamente identificado.

Disparar cuando hay un riesgo inminente para terceros.

Disparar para controlar a personas que solamente se encuentran causando daños a objetos materiales.

Disparar para neutralizar a personas cuyas acciones únicamente puedan producir lesiones o daños a sí mismas".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios