10 de Diciembre de 2018

Opinión

Una alcaldesa con pantalones

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Una alcaldesa con pantalonesCompartir en Twiiter Una alcaldesa con pantalones

Desde hace varios días la presidenta municipal, abogada María Fritz Sierra, ha advertido que el Ayuntamiento de Mérida está siendo atacado desde varios frentes, lo cual le parece muy sospechoso.

Primero denunció que hay robos deliberados de cables e instalaciones que dejan a oscuras grandes secciones de colonias y fraccionamientos y las autoridades todavía no han detenido a nadie a pesar de que se ponen las denuncias.

Luego se conoció que personal de la Cofepris acudió a los módulos médicos a dejar notificaciones, como si esa dependencia federal tuviera que ver con el trabajo del Ayuntamiento, lo cual nunca había pasado antes.

Después dice que tomó conocimiento de que personas desconocidas borraban los logotipos de la administración municipal en las escarpas recién hechas en el sur de Mérida para poner los logotipos del gobierno, aunque de esto no hubo confirmación oficial.

Manifestó en sesión extraordinaria de Cabildo que el Ayuntamiento de Mérida sí respondió a todas las sentencias del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación respecto a una denuncia presentada el año pasado por el ex funcionario municipal Santiago Alamilla, hoy sumado al equipo de Joaquín Díaz Mena.

También acusó que la Auditoría Superior del Estado de Yucatán, que dirige Mario Can Marín, acosa al Ayuntamiento de Mérida con solicitudes tales como la presentación de documentos que juntos sumarían más de 300 mil copias certificadas de los contratos de empresas que prestan servicios a la Comuna.

Ahora también se ha filtrado un documento de la Fiscalía General del Estado que informa que, con base en la denuncia de Alamilla Bazán, ex director del rastro, presentada hace un año, se citó a declarar a los regidores Mauricio Díaz Montalvo y Primo Martínez Semerena, al tesorero Juan Carlos Rosel y a Mauricio Cámara.
Está claro que María Fritz, como ciudadana y abogada de profesión que es, no dejará pasar ninguna oportunidad de defender al Ayuntamiento con la ley en la mano y no por alguna motivación política. Ella demostró firmeza en la clausura de antros por el tema del ruido y también cuando había que poner orden en los mercados.

No hay que perder de vista que esa es la mejor garantía de que Mauricio Vila está bien respaldado, pues la alcaldesa cuenta con el apoyo de una sociedad que mira con buenos ojos su perfil ciudadano y esto es algo que no pueden garantizarle otros personajes que lo rodean, que tienen sus propios intereses y que ayer se sirvieron del Ayuntamiento de Mérida al iniciar sus carreras políticas, pero hoy parece que no quieren dar la cara.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios