24 de Septiembre de 2018

Opinión

¡Cuidado!

En el grupo del ex candidato a gobernador Joaquín Díaz Mena todavía recuerdan cuando Renán pidió el voto cruzado y le hizo contracampaña a Joaquín Díaz.

Compartir en Facebook ¡Cuidado!Compartir en Twiiter ¡Cuidado!

Pocos dudarían que el candidato del PAN al Gobierno del Estado sería el alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal, y que también puede encabezar un frente con los partidos PRD y MC. A Mauricio Vila muchos ciudadanos le tienen confianza, grupos empresariales ya platicaron con él y le han externado su apoyo y están las condiciones políticas y sociales para llegar a buen puerto, pero existen dos grandes obstáculos a su eventual triunfo.

El primero es que Renán Barrera repita como candidato a la alcaldía de Mérida y el segundo, que el líder del PAN, Raúl Paz Alonzo, sea la primera propuesta como candidato al Senado. Con estas dos candidaturas le estarían regalando una elección a modo al PRI, que podría ganar con cualquier candidato, hasta el menos popular.

Externamente a Renán Barrera le pesan varios negativos: uno es cuando su administración, sin fundamentos legales ni estrategias claras, se involucró en un pleito contra la banca por el caso de las luminarias, lo cual terminó siendo un alegato más protagónico y político que legal.

Tras su derrota jurídica, el Ayuntamiento tendrá que pagar 500 millones de pesos que deja de invertir en infraestructura o en el combate a la pobreza. En el PAN Barrera es conocido por no respetar acuerdos; sale a decir en público que lo mejor que puede pasar es que el alcalde se reelija y deje a un lado la candidatura a gobernador, presume de contar con el apoyo de una fracción del PRD. En privado, en la mesa de aspirantes a la alcaldía que instaló el delegado del PAN, Leonardo García Guillén, Renán Barrera se presentó como precandidato a la alcaldía de Mérida e incluso el regidor Mauricio Díaz le reclamó porque meses antes Barrera le dijo a Díaz que trabajarían en equipo, el primero para gobernador y el segundo para alcalde.

En el grupo del ex candidato a gobernador Joaquín Díaz Mena todavía recuerdan cuando Renán pidió el voto cruzado y le hizo contracampaña a Joaquín Díaz. Carente de estructura y presencia en Mérida y en el interior del Estado Renán Barrera no le daría los votos que necesita Mauricio Vila para ser gobernador. Su gran activo es ser amigo de Ricardo Anaya.

La otra candidatura que afectaría al PAN es la nominación de Raúl Paz como la primera fórmula al Senado, para empezar habría brazos caídos. Quien ya advirtió que la fiesta no estaría en Paz es Joaquín Díaz. Raúl no ha acudido a los municipios a realizar los consensos entre las diferentes fuerzas, ni cuenta con una organización electoral que cuide los votos en el interior del Estado. Raúl está más preocupado por montar a caballo que en reforzar al PAN.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios