11 de Diciembre de 2017

Opinión

Exgobernadores

A varios de los gobernadores del PRI los acusan de tener vínculos con el crimen organizado... y ya vienen las elecciones

Compartir en Facebook ExgobernadoresCompartir en Twiiter Exgobernadores

El PRI empieza a vivir la madre de todas sus batallas: ver qué grupo obtiene la candidatura a la Presidencia de la República, ya que el statu quo sabe de la debilidad del ocupante de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, quien no tiene capital político para imponer al próximo abanderado presidencial; los grupos empezarán a realizar sus estrategias, entre ellas la filtración de información que comprometa a los otros proyectos.

A varios de los gobernadores del PRI, llamados la nueva generación, los señalan de tener vínculos o permitir que el crimen organizado operara en sus entidades, tal es el caso de Veracruz con Javier Duarte; Quintana Roo, Roberto Borge; Nuevo León, Rodrigo Medina; Coahuila, Humberto Moreira; Durango, Jorge Herrera, y Tamaulipas Egidio Torre, en cuyas administraciones el Cártel de los Zetas cobró auge impresionante; en Chihuahua, con César Duarte, fue el del Juárez.

Estos exmandatarios tricolores nunca confrontaron abiertamente a los integrantes del grupo criminal de Los Zetas, al contrario su crecimiento fue exponencial, como también lo son sus atrocidades, con la complicidad de las autoridades locales.

La presencia de Los Zetas en estos estados todavía se está documentando, al igual que sus crímenes; organizaciones civiles y académicas están exhibiendo cómo instauró la violencia el crimen organizado, no sólo para controlar un territorio, sino también para someter y rebasar a las fuerzas de seguridad. Para que esto se pudiera lograr tenían que estar de acuerdo los mandatarios en turno. Sólo es cuestión de tiempo para que se acredite con especificidad la participación del ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington en la formación, ruptura y auge del Cártel de los Zetas.

Esta historia no podrá desligarse de lo que vivirá internamente el PRI en 2018. El caso de Javier Duarte es una carambola de doble banda -ya que quieren ligarlo con el líder de Morena, Andrés López Obrador-, y también acreditar con cuántos recursos ayudó a la campaña de Peña Nieto. En su momento Milenio Diario dio a conocer que una avioneta de la administración estatal de Veracruz aterrizó en el aeropuerto de Toluca con 25 millones de pesos.

Investigaciones de algunos medios de comunicación, como Milenio Diario, sacan a la luz lo que aún se vive en Veracruz, donde se han contabilizado más de 125 narcofosas; sólo en la de la Colonia Santa Fe se han exhumado más de 250 cuerpos, la mayoría de jóvenes. En el municipio de Allende, Coahuila, los Zetas desaparecieron a más de 400 personas y exterminaron a familias enteras. En Nuevo León, quemaron el casino Royale, dejando 61 muertos.

Muchas atrocidades se vivieron con los gobernadores surgidos del PRI, la historia todavía se empieza a escribir así como los vínculos políticos que tienen los ex mandatarios estatales en el Estado de México.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios