25 de Septiembre de 2018

Opinión

"Entre dos mundos"

“Cuando uno no se siente bien emocionalmente o (está) en crisis, es una señal de ‘stop’ ante un camino equivocado y un llamado al proceso personal de sanación”.

Compartir en Facebook "Entre dos mundos"Compartir en Twiiter "Entre dos mundos"

Buscamos respuestas y ayuda fuera de nosotros porque no comprendemos lo que hay en nosotros.- Michel de Montaigne, filósofo

Carl G. Jung (psicólogo) dice: “Cuando uno no se siente bien emocionalmente o (está) en crisis, es una señal de ‘stop’ ante un camino equivocado y un llamado al proceso personal de sanación”. Puede deberse a un intento de adaptación para vivir algo que no es aceptado por nosotros mismos y nos anima a revisar y reflexionar para corregir el camino. También puede ser al caer en cuenta que ya no está a nuestra disposición todo “el tiempo del mundo” y el atardecer de la vida ha empezado…

Al encontrarnos en dificultades, por lo regular buscamos ayuda de fuera. Nos volvemos a las personas aferrándonos a ellas, intentando asegurarnos, esperamos apoyo y ayuda al pertenecer a un grupo. Recordamos situaciones donde la ayuda de los demás era de absoluta importancia y es aun ahora, lo importantes que son nuestras relaciones profundas. Sin embargo, al mismo tiempo, cierta es la rapidez con la que las relaciones pueden modificarse hasta el punto de perder importancia y constatamos lo inestable que puede ser el sentimiento de pertenencia y la vida misma.

Siempre resulta útil descubrir y recurrir a nuestras posibilidades interiores tomando consciencia, ayuda y apoyo. Ya no buscamos respuestas sólo afuera sino también adentro, en nuestro mundo interior que es infinitamente mayor de lo que llegaremos nunca a ser conscientes, que nos pertenece y nos constituye, que nos hace ser y estar en el mundo exterior de mejor manera al tomarlo en cuenta. No estamos confinados únicamente a un cuerpo visible y al mundo exterior.

Mantengámonos en relación con ese ámbito interior, presente en ti y en mí, evitando que otras relaciones y vinculaciones externas nos hagan olvidarlo. Ambos mundos son importantes. Al hacer contacto con nuestro mundo interior, tan vasto, sabio y profundo, vivimos más conscientemente y mejor en el mundo exterior.

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios