12 de Diciembre de 2017

Opinión

Los chakos, arma olvida y prohibida

No es recomendable usarla aún cuando se sepa cómo.

Compartir en Facebook Los chakos, arma olvida y prohibidaCompartir en Twiiter Los chakos, arma olvida y prohibida

Al principio de los años 70, Bruce Lee popularizó los nunchakus, conocidos popularmente como chakos, arma rapidísima con la cual podía enfrentar a más de una persona a la vez. Este instrumento maravilló a miles de gentes, pero lamentablemente fue muy utilizada por miembros de pandillas, acción que derivó en su prohibición en muchos países, incluyendo el nuestro.

Actualmente todavía se enseña como aspecto didáctico y únicamente dentro de las aulas de estudio marcial; en sí, los nunchakus tienen mucha ventaja como medio de defensa personal, pues su radio de acción es 7 veces más rápido que un palo común o porra policial.

Cuando está cerrado puede ser portado fácilmente en el bolsillo. Actualmente se venden diferentes tipos de nunchakus plegables y en diferentes materiales (plástico, metal y madera). Cuando está en movimiento, es casi imposible agarrarlo y ser quitado de las manos del ejecutante, además imprime una gran cantidad de impulso y presión cuando es usado a distancia (extendido). Un asaltante puede ser golpeado siempre, cuando él esté directamente delante del agredido. Los bloqueos pueden ser enviados en dos direcciones al mismo tiempo.

La práctica constante mejora la viveza y la confianza y las posibilidades de combinación son incalculables y al mismo tiempo muy efectivas. La inmensa cantidad de ángulos de maniobra le hace una de las armas más fantásticas, atrayentes y a la vez poderosa.

Ahora bien, la primera desventaja es que todo lo positivo de su uso, única y exclusivamente se limita a la privacidad de los entrenamientos, pues está prohibida su portación en México, además que si se es un inexperto, durante el proceso de aprendizaje se puede lastimar el alumno, en especial con las técnicas de giro y cambio de manos.

Sin la práctica sobre un saco pesado, el efecto de rechazo del arma puede causar daño en los dedos, codos, rodillas, cara, etc. Es de suma importancia el no limitarse al entrenamiento al aire, puesto que dominar y controlar el efecto de rebote es vital a la hora de cualquier enfrentamiento real. Además, si no se revisa regularmente, la cuerda e incluso la cadena puede romperse por desgaste del roce.

En síntesis, el nunchaku es un arma casi olvidada en los dojos y además prohibida en México. Aún recuerdo a la distancia de 30 años cuando practicaba con los chakos, inspirado en las películas de Bruce Lee y bajo la tutela del maestro japonés Hirokaso, y afortunadamente nunca lo usé en la vida real, ni es recomendable hacerlo por su excesiva peligrosidad si se sabe cómo usarla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios