18 de Diciembre de 2018

Opinión

Mantener el rumbo dentro de la defensa personal

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Mantener el rumbo dentro de la defensa personalCompartir en Twiiter Mantener el rumbo dentro de la defensa personal

En la capacitación para aprender a defenderse lo simple suele ser más efectivo; cuando se habla de repeler una agresión se debe utilizar lo más directo, nada de técnicas complicadas.

Si en el entrenamiento cotidiano una técnica es difícil de hacer, más lo será en una situación de ataque real, por lo tanto todo sencillo, directo y efectivo y nunca subestimando a nadie, tampoco pensando que por entrenar artes marciales somos invencibles, eso está muy lejos de la realidad. Ante todo, la humildad.

En la calle no tengas reglas, si tienes reglas en tu cabeza te limitas, no hay que preocuparse si la mano está amartillada, o bien no hiciste la técnica correcta, ya que en una situación real el agresor va utilizar todo lo que tenga a su alcance para su propósito.

Además, hay que entrenar fuerte y enfocado, esto es lo más importante, siempre hay que estar entrenado, con fuerza, acercándose lo más posible a una situación real, pero, cuidando la integridad de los practicantes. Golpear con fuerza los domis, el costal, hacer sombra con nuestros compañeros de clase, con energía, aprendiendo a defenderse de pie y en el suelo. En este rubro, lo más recomendable desde mi óptica personal es no irse al suelo, evitarlo, no es lo mismo entrenar en un sitio acolchonado que en la banqueta.

La práctica te dará la pauta para desarrollar la habilidad de resolver el problema, y esto en una agresión de calle se refiere a nulificar el ataque, incluso emprendiendo la retirada, evitando pasar por sitios de riesgo. El rumbo de la defensa personal se puede sintetizar en mantener la respuesta simple, no tener reglas, entrenar fuerte y enfocado, resolver el problema y usar lo entrenado.

En defensa personal, como en la vida, no te quedes quieto, actúa, no dudes, desarrolla autoconfianza. Para concluir, les dejo una máxima de la Defensa Personal Holística, la cual enfatiza que absolutamente a nadie se puede subestimar: Puedo vencer a cualquiera en el mundo y cualquiera en el mundo me puede vencer.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios