23 de Septiembre de 2018

Opinión

"Enamorado de los pibiuajes"

El Pueblo Mágico de Valladolid, ciudad que esconde entre sus calles años de historia, cultura y una gastronomía muy particular.

Compartir en Facebook "Enamorado de los pibiuajes"Compartir en Twiiter "Enamorado de los pibiuajes"

Alejandro Gómez/SIPSE

Es un placer para un servidor poder compartir con los lectores de Milenio Novedades mis bitácoras de viaje, que abarcan desde los principales atractivos naturales hasta los platillos más representativos de cada región. He decidido comenzar mi viaje por el Pueblo Mágico de Valladolid, ciudad que esconde entre sus calles años de historia, cultura y una gastronomía muy particular. Ya internado en su colorido mercado municipal, que por cierto tiene vida desde muy temprano, pude ver a las mestizas preparando las bolsas de recado negro, haciendo los atados de rábano y también vendiendo la longaniza, santo y seña de Valladolid.

Con las tripas chillando, me decidí a buscar un lugar dónde comer, pues, como dicen los viajeros, el hambre es canija, pero más el que la aguante. No tuve que andar mucho para encontrar algunos lugares para desayunar; sin embargo, nada fuera de lo normal, en sus menús se leía: panuchos, salbutes, tortas de pavo, tamales, polcanes, entre otros platillos de la gastronomía yucateca, pero algo que llamó mi atención fue un letrero muy grande, pintado a mano, que decía: “Tenemos pibiuajes calientitos”. La misma curiosidad me hizo pedir dos piezas, ya que, al parecer, es una comida típica del municipio. Al final resultó que el pibiuaj es un pan de masa cocida al comal y relleno de lomitos que, al mezclar los sabores, lo único que me dejaron fueron ganas de pedir dos más.

Para mi sorpresa, al seguir caminando por las céntricas calles de Valladolid, pude ver que en cada esquina hay pequeños carritos ambulantes que se dedican a venderlos y que sólo los puedo comparar con los de hotdogs.

Continuaré mi viaje para conocer más lugares y así poder alentarlos a descubrir nuevos horizontes de ésta y otras regiones, pero, mientras llega el momento, a empacar y nos leemos en la siguiente bitácora de viaje.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios