12 de Diciembre de 2017

El poder de la pluma

Playas limpias

En las zonas costeras, la contaminación aumenta con la alta afluencia de vacacionistas.

Compartir en Facebook Playas limpiasCompartir en Twiiter Playas limpias

Cuando llegan las vacaciones, los yucatecos inmediatamente buscamos las playas, que, además de cercanas a la capital, son hermosas. Lo que pretendemos es que estén limpias y la calidad de su agua sea buena. No podemos negar que en los últimos años se ha incrementado de manera notable la construcción de casas y edificios en la costa, generando con esto contaminación.

Para cuidar y valorar la calidad de nuestras playas, el Gobierno Federal cuenta con un interesante programa de monitoreo y seguimiento de la calidad y limpieza de las playas. En abril de 2003 se inició el Sistema Nacional de Información sobre la Calidad del Agua en Playas Mexicanas, mediante el esfuerzo conjunto de las secretarías de Marina, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Salud y Turismo.

A lo largo de ese año se logró sistematizar y homogeneizar el monitoreo, de acuerdo con los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las aguas de mar de uso recreativo. Actualmente, las autoridades estatales de salud, siguiendo los lineamientos emitidos por la Secretaría de Salud federal y en coordinación con ésta, realizan los muestreos y análisis del agua en cada uno de los 17 estados costeros de México.

La contaminación de las playas tiene su origen en fenómenos naturales (mareas rojas, lluvias intensas, huracanes, cambios climáticos inesperados) y actividades humanas en la zona costera y continental. Los aguaceros afectan las playas cuando el gran caudal de agua de zonas interiores busca su salida al mar.

Esto sucede por su capacidad para acarrear materiales orgánicos naturales, basura doméstica y otros desechos, sumándose a esto los residuos abandonados en las calles pavimentadas, en algunos casos gasolinas y aceites automotrices que se filtran al subsuelo y llegan al manto freático y luego desembocan en el mar. En las zonas costeras es factible la presencia de este problema durante la alta afluencia de vacacionistas, ya que los servicios urbanos se ven rebasados y los excedentes alcanzan el agua del mar, las playas o las lagunas, afectando las condiciones sanitarias.

No contamines la playa con basura, utiliza las instalaciones sanitarias del lugar donde te encuentres, no lo hagas en el mar; si te estás divirtiendo con tu familia y llevas alimentos o bebidas no dejes los envases y desperdicios tirados o enterrados en la arena ni los avientes al mar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios