24 de Mayo de 2018

Opinión

Por un desarrollo urbano sostenible

Hay tres aspectos que deben integrarse en los modelos de desarrollo sostenible que se propongan, a fin de asegurar la buena calidad de vida de las futuras generaciones.

Compartir en Facebook Por un desarrollo urbano sostenibleCompartir en Twiiter Por un desarrollo urbano sostenible

El desarrollo urbano sostenible está concebido para generar espacios en las ciudades que no atenten contra el medio ambiente, sin menguar la aportación de recursos suficientes, no sólo en cuanto a su estructura y su eficiencia energética y de uso del agua, sino para procurar que la ciudad sea un mejor lugar para vivir.

Hay tres aspectos que deben integrarse en los modelos de desarrollo sostenible que se propongan, a fin de asegurar la buena calidad de vida de las futuras generaciones; en primer lugar está proponer modelos de ocupación del entorno que provoquen la menor alteración del ecosistema en el que se inserta cada ciudad, es decir, causar el menor impacto posible sobre la calidad del medio ambiente, consumir la menor cantidad de recursos y energía y generar un mínimo de residuos y emisiones.

De igual manera, los proyectos deben ser económicamente viables para no comprometer más recursos que los estrictamente necesarios, aunque las necesidades de la sociedad generalmente son superiores a los recursos disponibles. Es importante que todo proyecto de desarrollo urbano para ser sostenible responda a las demandas sociales de todos sus habitantes, procurando mejorar la calidad de vida de la población y tomando en cuenta la opinión de la ciudadanía en la definición de los modelos de desarrollo.

En resumen, la gestión del territorio en torno al desarrollo urbano debe estar siempre enfocada a conseguir el equilibrio entre desarrollo y conservación del entorno, respetando otros usos (agrícola y forestal), así como a la creación y conservación de espacios públicos destinados al ocio y la convivencia.

Un punto importante es la densificación, aproximando las viviendas a los lugares de trabajo y los servicios públicos, promoviendo el uso de un buen servicio de transporte colectivo.

Algo que poco se considera es procurar darle una correcta orientación a las calles para la protección de la radiación solar y el aprovechamiento de los vientos.

Para terminar, el desarrollo urbano sostenible debe dar especial atención al ahorro energético, del agua y de los recursos, a la gestión de los residuos, al impacto acústico y a la creación de un entorno de convivencia con una red de zonas y corredores verdes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios