19 de Junio de 2018

Opinión

"Sigamos hablando de parques"

El papel que juegan los parques en el bienestar de los vecinos es indiscutible.

Compartir en Facebook "Sigamos hablando de parques"Compartir en Twiiter "Sigamos hablando de parques"

El papel que juegan los parques en el bienestar de los vecinos es indiscutible; si una persona desea tener una condición de vida saludable, sin duda lo que debe procurar es alcanzar una comunión con la naturaleza que enriquece el entorno de su parque vecino; es decir, a las personas que viven cerca de los parques y los visitan frecuentemente, este indispensable espacio en las ciudades les ofrece un sinnúmero de oportunidades para realizar actividades físicas, como correr, caminar o participar con otras personas en diversas actividades que permitan a todos tener corazones sanos y felices. De hecho, está comprobado que la adopción de un estilo de vida activo, en comunión con la naturaleza, reduce el estrés y la obesidad, e incluso puede disminuir el riesgo de padecimientos cardíacos y la diabetes, lo que es un punto más a favor de los espacios abiertos arborizados como una puerta de entrada a una mejor salud de todos, desde los niños hasta las personas mayores.

Está comprobado que la participación de los jóvenes en las actividades al aire libre en los espacios abiertos de los parques urbanos les ayuda a reducir el estrés, les mejora la salud física y emocional, reduciendo la hiperactividad, construyendo sociedades inmunológicamente más fuertes. Un punto importante es que este contacto con la naturaleza permite desarrollar en los jóvenes una cultura de preocupación por la protección y conservación del medio ambiente, comprometiéndose a revitalizar, mejorar y ampliar el sistema de parques urbanos de la ciudad.

Un efecto indiscutible de la existencia de parques urbanos arborizados es su apoyo a la salud pública mediante la limpieza del aire que respiramos; hay que entender que las hojas de los árboles y las plantas mejoran la calidad del aire mediante la eliminación de toxinas, como el monóxido de carbono, que es perjudicial para la salud de todos, ya que produce problemas respiratorios en niños, ancianos y personas que sufren de asma.

Los parques y sus áreas de juego, los senderos verdes y los espacios abiertos, y las plazas son indispensables para ayudar a quienes habitamos la ciudad, en sus diferentes barrios y colonias, a consolidar una comunidad más fuerte, más segura y más sana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios