18 de Noviembre de 2018

Opinión

La seguridad vial en la ciudad

El poder de la pluma

Compartir en Facebook La seguridad vial en la ciudadCompartir en Twiiter La seguridad vial en la ciudad

Los principales fabricantes de automóviles han propuesto que todos sus vehículos cuenten con sistemas automáticos de frenado en caso de que exista el riesgo de un choque por alcance, operado por un sensor laser, pero lo cierto es que, más allá de todas las novedades que los fabricantes introduzcan en los vehículos modernos, la responsabilidad final radica en los conductores.

Hay que ser conscientes al manejar de la condición de los elementos y señalamientos que integran la seguridad vial y su reglamento, la cual tiene como fin primordial disminuir el número y dimensión de los accidentes viales, como el sistema de frenado, la suspensión o las condiciones de los neumáticos; el cinturón de seguridad, las bolsas de aire o las cabeceras de los asientos pertenecen a lo que se conoce como seguridad pasiva, enfocada a la reducción de daños en caso de que nos enfrentemos a una condición inesperada que desemboque en un accidente.

Todos al conducir debemos estar conscientes de la necesidad de estar siempre en las mejores condiciones, personales y de nuestro vehículo, revisando todo lo que permita asegurar el afrontar, en la mejor de las situaciones, una condición de riesgo que pueda ocasionar un accidente. Por ejemplo, pocos saben que las bolsas de aire no se activan correctamente si el cinturón de seguridad no está bien colocado; de igual manera, nadie tiene presente que un objeto pesado en la cajuela del coche se puede convertir en un auténtico proyectil en caso de frenado brusco o un choque.

Cuando viajamos con niños, debemos tener siempre presente que hay responsabilidades de las que ellos no pueden ser conscientes. Por ello es vital toda la información que continua y permanentemente podamos transmitirles, enseñándoles cómo comportarse como pasajeros en el marco de la seguridad vial, lo que determina un escenario positivo, tanto para ellos, como para nosotros; un aspecto esencial poco observado es que hasta los 12 años ellos y ellas deben viajar en asientos especiales homologados para su peso y estatura, siempre en el asiento posterior, o que los cinturones que los fijan tienen que estar siempre bien tensados.

Seamos todos responsables.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios