19 de Octubre de 2018

Opinión

Educación y seguridad vial

Tanto conductores de vehículos como peatones deben poner de su parte.

Compartir en Facebook Educación y seguridad vialCompartir en Twiiter Educación y seguridad vial

En los últimos días ha estado en boca de los medios de comunicación el tema de las preferencias en los cruces viales que señalan que hay vuelta continua a la derecha con precaución, insistiéndose en lo que señala el reglamento de tránsito en el sentido de que no son carriles exclusivos para dar vuelta; sin embargo, es importante ampliar las condicionantes de este señalamiento de vuelta continua, insistiendo en que el conductor que quiera dar vuelta y le toca estar en el primer espacio tiene que necesariamente cederle el paso al peatón que quiera cruzar, tanto en la calle por la que circula, como en la que se quiere incorporar; como se dice en las calles brasileñas, vuelta continua con precaución, el peatón tiene la preferencia.

Y esto es muy importante, ya que la mayoría de los conductores vehiculares ven al peatón como un estorbo que se cree dueño de la calle, y para hacer entender al conductor de su respeto a las prioridades del caminante es necesario que éstos, los peatones, tengan un comportamiento de convivencia y no de agresividad, ya que muchas veces el viandante llega a un paso peatonal y cruza, y ni siquiera voltea la mirada hacia donde vienen los automóviles, que tienen que adivinar que esa persona va a cruzar la calle.

Y es que la falta de consideración de los conductores respecto a los transeúntes, unida a la irresponsabilidad de muchos peatones, son dos de las principales causas que hacen que nuestra ciudad tenga muchos accidentes viales y atropellamientos.

Nunca olvidaré una mañana, hace ya tres o cuatro años, que circulando por la avenida enfrente de Bancarios un fulano que iba corriendo por la banqueta poniente, al llegar al paso peatonal siguió corriendo por él, mentándole la madre a los conductores que tuvimos que frenar bruscamente para no atropellarlo.

Es cierto que el viandante debe estar en la parte superior de la pirámide de prioridades en el funcionamiento del espacio vial, pero tiene que tener conciencia de sus responsabilidades y sus comportamientos. La ciudad es de todos y todos debemos de actuar de acuerdo con nuestras formas de utilización de la infraestructura vial, respetándonos los unos a los otros. Por eso la educación vial debe ser obligatoria para todos los ciudadanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios