17 de Diciembre de 2017

Opinión

La educación vial de nuevo

El número de accidentes en la ciudad vuelve urgente una estrategia para reeducarnos para conducir vehículos.

Compartir en Facebook La educación vial de nuevoCompartir en Twiiter La educación vial de nuevo

Ver día a día el sinnúmero de accidentes viales que ocurren en nuestra ciudad, muchos de ellos con resultados impresionantes, es un indicativo del impacto que tiene la falta de educación vial en la seguridad de nuestras calles; reiteradamente he insistido en la importancia de obligar a todos los conductores a que tengan una adecuada educación vial, ya que de esta manera mejoraríamos de forma significativa las condiciones del tráfico urbano.

Cuando hablamos de educación vial, hay que tener claro que lo que pretende es aplicar un proceso mediante el cual todas las personas, de manera individual, adquieren destrezas o habilidades prácticas e incorporan a su marco de conocimientos contenidos informativos que permiten desarrollar nuevas estrategias de acción y reacción, lo que implica un cambio permanente en el comportamiento vial, con resultados que inciden progresivamente en la práctica y la experiencia.

Pero, como en cualquier proceso de aprendizaje, en la educación vial hay que conocer cuál es la conducta inicial de la persona que se somete a este proceso, para definir los mecanismos que permitan establecer una conducta final, que es lo que produce como resultado el adecuado aprendizaje.

Pero en el proceso de aprendizaje las dificultades provienen de la necesidad de cambiar lo que ya se cree saber o se hace, ya que lo difícil no es adquirir una conducta o un hábito, sino dejar de hacer los que ya se tienen. Cuando el conductor que se somete a este proceso ya dispone de conocimientos previos, o de vicios en su forma de conducir, que son diferentes o incompatibles con las nuevas informaciones que se le presentan, el problema no es que aprenda lo nuevo, sino que reestructure y modifique lo que ya cree que sabe.

La tarea es complicada, pero hay que empezar ya en el diseño de estrategias y metodologías de enseñanza, antes que nada en las escuelas de manejo; uno de los objetivos centrales de estos procesos de aprendizaje es la transferencia, condición que logra que lo aprendido en una situación se utilice en otras nuevas: si no tenemos capacidad de aplicar lo aprendido a nuevas situaciones, el conocimiento es poco eficaz. Hay tantos accidentes evitables, que la educación vial es inaplazable.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios