18 de Noviembre de 2018

Opinión

¿A dónde vamos a parar?

El poder de la pluma

Compartir en Facebook ¿A dónde vamos a parar?Compartir en Twiiter ¿A dónde vamos a parar?

Ya nadie cree en los hechos.-
Noam Chomsky

Noam Chomsky, el considerado mayor lingüista vivo y uno de los académicos más citados del siglo XX, concedió en marzo pasado una entrevista que publica el diario español El País, en la versión electrónica de la sección Babelia, donde asegura que “ya no se confía ni en los mismos hechos”. El nombre de Chomsky se ha quedado grabado en mi cabeza desde mis años de universidad, cuando leí varios artículos de su autoría en los que criticaba a los medios masivos de comunicación.

Aunque el actualmente profesor de la Universidad de Arizona, de 90 años, no usa teléfonos inteligentes y ni las redes sociales, su visión de lo que ocurre a nivel global a través de la televisión y los periódicos (sí, todavía se publican impresos en Estados Unidos) parece estar siempre ad doc con los tiempos que vivimos.

El férreo crítico del capitalismo señala el descrédito por el que atraviesan las instituciones, aunque alega que eso es resultado del neoliberalismo, la concentración aguda de la riqueza en manos privadas y la falta de resultados de los gobiernos para la gente, que lleva cada vez una vida más “precaria, con trabajos cada vez peores”.

“Si no confías en nadie, ¿por qué tienes que confiar en los hechos? ¿Si nadie hace nada por mí, por qué he de creer en nadie”, dice.

Yo también veo un mayor descrédito en los hechos a raíz de la popularización de las redes sociales, a las que ya en ocasiones anteriores también ha descalificado Chomsky y acusado de ser un medio de “dominación y control”, y como ejemplo se podría mencionar el trato que se le da a alguna “noticia” por diversos medios, cuando muchas veces difieren en datos que proporcionan al lector. Basta con leer las publicaciones en dos diferentes medios para darse cuenta de esto.

Ya en muchas ocasiones he escuchado que México es el país del sospechosismo, en donde la gente, la mayoría de las veces, duda de la información que se proporciona de manera institucional, ya sea por alguna mala experiencia o por creer que protege los intereses de algún poderoso, pero entonces, como diría la canción, ¿a dónde vamos a parar?...

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios