23 de Septiembre de 2018

Opinión

Javier Valdez: expectativas sobre la muerte

"¿Cómo imaginas tu muerte?", le pregunté, un día de 2011, a Javier Valdez y me dijo...

Compartir en Facebook Javier Valdez: expectativas sobre la muerteCompartir en Twiiter Javier Valdez: expectativas sobre la muerte

En 2011 el periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas visitó la Facultad de Antropología de la Uady para presentar a los estudiantes su libro Los morros del narco. En esa charla platicó sobre su trabajo acerca del narcotráfico y la manera en que logró dar con decenas de niños y adolescentes engendrados por la violencia, y que contaban historias como la de “Mario”, quien a sus dieciséis años ya tenía dieciocho asesinatos en su currículum criminal. Javier habló también del miedo que genera sobrevivir en un estado agobiado por el crimen como lo es Sinaloa; más cuando él era un hombre dedicado a contar las entrañas, los miedos y las frustraciones de ese cuerpo podrido que es el narcotráfico mexicano.

Al final de la presentación, y ante la crónica de la violencia cotidiana en que lo mantenía su profesión, me atreví a preguntarle de una manera muy torpe sobre cómo se imaginaba “su final”, refiriéndome a su muerte. Javier pensó para sí mismo por unos segundos y luego a manera de broma respondió que él imaginaba sus últimos momentos acostado en una cama, con un mujer encima que le provocara un orgasmo tan fuerte y finalmente un infarto. Lamentablemente no fue así: Javier fue asesinado el pasado lunes cuando salía de su trabajo. Un grupo de sicarios le cerró el pasó, lo bajó de su vehículo y le disparó tantas veces hasta asegurarse que no quedara vivo. Su cuerpo quedó tirado en el asfalto caliente de Culiacán junto a su característico sombrero, el cual fue totalmente manchado en sangre.

Recuerdo que el día que visitó la Facultad, Javier no tenía ese particular sombrero con el que salía en las entrevistas; sin embargo, lo que sí cargaba, e intentó ocultar con aquella broma, era el miedo de morir como finalmente sucedió, asesinado con saña y odio. A pesar de ese temor Javier Valdez nunca detuvo la pluma por el amor que le tuvo a su país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios