16 de Noviembre de 2018

Opinión

Nuestras prioridades no son las mismas

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Nuestras prioridades no son las mismasCompartir en Twiiter Nuestras prioridades no son las mismas

Llevamos cerca de tres semanas con las campañas políticas, un periodo que para muchos (me incluyo) suele ser irritante debido a la invasión mediática de los candidatos, cuya mayoría utiliza grandes cantidades de recursos públicos para promover mentiras y mensajes sin sentido.
Sin embargo, este momento resulta idóneo para realizar ejercicios ciudadanos que comúnmente no hacemos; como el pedir cuentas a los partidos políticos para saber cuál es el destino de nuestros impuestos.

El lunes Milenio.com publicó la nota “Partidos han gastado más de 280 mdp, señala el INE”. Aquí se destaca que, en tan sólo 15 días, los primeros de las campañas, los partidos usaron dicha cantidad de efectivo para promocionarse. En promedio, cada día se utilizaron 16.6 millones de pesos para posicionar a sus candidatos frente al electorado, y más de la mitad de estos recursos fueron destinados a cuatro aspirantes presidenciales.

La cuestión comienza aquí: como se recordará, luego de los sismos de septiembre, en los que miles de mexicanos perdieron sus hogares, en redes sociales nació una iniciativa legítimamente ciudadana que convocaba a los partidos a entregar todos sus recursos a los damnificados. Dicha idea nació como un chispazo a través de internet y poco a poco se fue reproduciendo hasta ser apoyada y replicada en los medios de mayor presencia.

Si esa idea hubiese prosperado y realmente cada candidato tuviera el compromiso social necesario, con esos millones se habría apoyado a cientos de damnificados que desde aquella catástrofe viven en las calles. Un sencillo ejemplo: el Fondo de Desastres Naturales destinó a cada familia afectada un apoyo de 120 mil pesos para la reconstrucción de sus viviendas. Con esos 280 millones se habrían tenido más de 2 mil 300 beneficiarios, para que por lo menos construyan una pieza de vivienda. Sin embargo, en este país las cosas no pasan de esta manera: las prioridades de políticos y funcionarios nunca han sido las mismas que las de la ciudadanía…

Y así piden nuestros votos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios