15 de Noviembre de 2018

Opinión

¿De verdad mejoró el campo?

El poder de la pluma

Compartir en Facebook ¿De verdad mejoró el campo?Compartir en Twiiter ¿De verdad mejoró el campo?

 Gínder Peraza Kumán/SIPSE

Mérida, Yuc.- No estoy seguro de qué quiso decir el presidente Enrique Peña Nieto al afirmar que actualmente, en las últimas semanas de su gestión, “el campo mexicano tiene un rostro distinto al que tenía en 2012”. Me inclino a pensar que con esa afirmación que hizo al tomarle la protesta al nuevo comité directivo de la CNC busca promover el trabajo que realizó en los seis años que le tocó gobernar.

Ahora que tengo un poco más de tiempo, visito el campo de la zona en que nací, y veo que prácticamente ya no hay campesinos que cultiven la milpa, que los agricultores tienen cierto éxito con sus cultivos, o fallan en ellos, pero en ambos casos se rascan con sus propias uñas. Los ganaderos igualmente están a la buena de Dios –la Ugroy ha reconocido que en este cierre de sexenio prácticamente no le están llegando recursos–, y el sector pesquero, que en cuanto a fomento, impulso y producción está englobado junto con el campo, sigue trabajando al buen tuntún, con cero impulso oficial y tomando las leyes y regulaciones como algo que sólo está en el papel y en la boca de los funcionarios que supuestamente regulan la actividad en los mares mexicanos.

Así que por eso me pregunto qué quiso decir Peña Nieto al afirmar que el campo tiene un rostro distinto al que tenía cuando él empezó a gobernar, se supone que mejor. Quizá se refiera a otras regiones de nuestro amplio país, y tal vez en el Norte, el Occidente, el Bajío y otras zonas los productores han visto grandes mejoras en infraestructura, inversiones y obras que efectivamente le han cambiado el rostro a su actividad. Pero ¿en el Sureste, en la Península de Yucatán, en Yucatán mismo?
Nos gustaría ver estadísticas de cuántas hectáreas con sistemas de riego se agregaron en Yucatán en el sexenio de Peña Nieto, cuántos campesinos yucatecos viven ahora de manera boyante junto con su familia, cuánto repuntó la producción de ganado y, en general, cuánto se elevó el nivel de ingresos de los que han decidido quedarse para hacer producir la tierra.

¿El campo ya es tan atractivo como generador de empleo y riqueza, que ocasiona el desplazamiento de familias que buscan integrarse a la producción agropecuaria para mejorar su nivel de vida? Quizás hay algo que EPN ve y que yo no puedo ver. Tal vez me falta recordar que el presidente es la persona mejor informada del país…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios