24 de Septiembre de 2018

Opinión

Rafael Márquez, manchado

Es una lástima que uno de los verdaderos “ídolos” del balompié mexicano tenga que pasar por este proceso tan penoso.

Compartir en Facebook Rafael Márquez, manchadoCompartir en Twiiter Rafael Márquez, manchado

La reciente vinculación del futbolista Rafael Márquez Álvarez con el narcotráfico por parte de la Tesorería de los Estados Unidos, ha manchado la imagen de un deportista que a lo largo de casi dos décadas de ser profesional se ha manejado con gran porte y con pocos o ningún escándalo.

Es una lástima que uno de los verdaderos “ídolos” del balompié mexicano tenga que pasar por este proceso tan penoso, el cual pone un asterisco en la carrera de quien ha sido capitán de la Selección Nacional por tantos años y un ejemplo para cualquier joven que sueña con jugar al futbol.

Julión Álvarez, cantante mexicano quien también se vio involucrado en las acusaciones, aseguró que todo es un error. Álvarez supone que la situación se pudo dar debido a envidias que existen en su entorno. Finalmente, comentó que hasta se uniría con el futbolista de su mismo apellido para aclarar el malentendido y que no tiene miedo de dar la cara para componer la situación. El “Káiser” pidió un permiso especial para faltar al entrenamiento con Atlas e ir a declarar de manera voluntaria ante la Procuraduría General de la República, lo cual ayuda a pensar que el futbolista intentará lavar su nombre de estas acusaciones.

Sea cual sea la resolución, es evidente que a partir de hoy voltearemos a ver la trayectoria de uno de los mejores futbolistas mexicanos en la historia y para siempre estará vinculada con esta acusación relacionada con el narcotráfico.

En caso de que Márquez resulte inocente le tomará tiempo al oriundo de Michoacán poder pasar este trago amargo. Su concentración no estará en las canchas por un tiempo y eso le pegará al conjunto de los Zorros, que luego de tres fechas lleva dos victorias y una derrota y cuenta con “Rafa” para ayudarlo a salir de una sequía de 66 años sin un título de liga.

En caso de resultar culpable, el jugador será por siempre recordado como uno de los mejores en la cancha, pero no exento de culpabilidad por sus acciones. Ser futbolista nunca estará por encima de ser ciudadano y mucho menos de nuestra Constitución.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios