12 de Diciembre de 2017

Opinión

Sin mirar atrás

El cambio de recinto ha probado ser una buena motivación para el Cruz Azul en el pasado...

Compartir en Facebook Sin mirar atrásCompartir en Twiiter Sin mirar atrás

Que el Estadio Azul sea un campo de fantasmas al terminar el presente año beneficiará a la institución del Cruz Azul. El equipo ha confirmado que a partir del 2018 se “mudará” al Estadio Azteca por un año y medio, en lo que construyen su nuevo inmueble. Tras 21 años de jugar en el mismo césped, la escuadra de la Ciudad de México no deja el más grato de los recuerdos: 323 victorias, 212 empates y 219 derrotas es la marca que tiene la “Máquina” desde que llegó al originalmente nombrado “Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes” y que luego sería conocido como “Estadio Azulgrana” y finalmente “Azul” en 1996.

El cambio de recinto ha probado ser una buena motivación para el Cruz Azul en el pasado. En la campaña 1980-81, el equipo tenía en la mira conseguir su segundo tricampeonato en la historia, pero la hazaña quedó sólo en sueño tras caer en la final contra los Pumas de la UNAM. A partir de ese momento, el cuadro quedó “maldito” por primera vez. A pesar de llegar a tres finales de Liga (contra Chivas en 1987, América en 1989 y Necaxa en 1995) y una de Copa (contra Puebla en 1988), el Cruz Azul se tardó 17 años en volver a levantar un trofeo, coincidentemente, tras cambiarse al Estadio Azul.

Los fantasmas de un inmueble, que persiguen no sólo a los fanáticos, sino a los jugadores y a la directiva, salen a desfilar cada quince días. Cualquier aficionado del equipo ya siente el miedo de la “cruzazuleada” cada vez que llega la recta final del cotejo. Y no es para menos. Seis juegos de final se han realizado en el “Azul” con los siguientes resultados: cuatro de ida, Invierno 1997 Cruz Azul 1-0 León, Clausura 2008 Cruz Azul 1-2 Santos, Apertura 2008 Cruz Azul 0-2 Toluca y dos de vuelta, Invierno 1999 Cruz Azul 0-1 Pachuca y Apertura 2009 Cruz Azul 1-2 Monterrey… ¡Los cementeros nunca se han coronado en Liga frente a su público!

Otra buena razón para emocionar a los seguidores azules es que a pesar de que el Azteca es el recinto donde el término “cruzazulear” se consolidó, el Estadio también es casa de una de las épocas doradas de la institución. Entre los años 1971-1996, el club consiguió cinco títulos de Liga, una Copa México, un Campeón de Campeones y dos trofeos del torneo de la Concacaf.

Será triste para los hinchas despedirse de la casa que los albergó durante 21 años, pero, más para bien que para mal, es necesario irse sin mirar atrás.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios