16 de Noviembre de 2018

Opinión

Que 2018 nos permita enmendar errores

El Estado mexicano debe escuchar las voces que se han manifestado sobre el riesgo que algunos puntos del proyecto de Ley de Seguridad Interior puedan vulnerar Derechos Humanos.

Compartir en Facebook Que 2018 nos permita enmendar erroresCompartir en Twiiter Que 2018 nos permita enmendar errores

Miguel Óscar Sabido Santana/SIPSE

Mérida, Yuc.- Pese a las opiniones en contra de la Ley de Seguridad Interior, el pasado día 15 fue aprobada por el Senado de la República con el consiguiente riesgo para la observancia y respeto de las prerrogativas humanas en el país. Antes de su aprobación, la Organización de las Naciones Unidas, Derechos Humanos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y los organismos públicos de Derechos Humanos, incluida la Codhey, manifestamos nuestra opinión para ampliar el debate y establecer un diálogo nacional respecto al modelo de seguridad que debe prevalecer en el país, bajo un esquema que, sin inhibir la actuación legítima del Estado, preserve y garantice los derechos fundamentales de las personas.

El Estado mexicano debe escuchar todas las voces que se han manifestado sobre el riesgo de que algunos puntos del proyecto de Ley de Seguridad Interior puedan vulnerar Derechos Humanos en nuestro amado México. Es indispensable concretar una deliberación amplia e inclusiva, que atienda de manera efectiva los múltiples señalamientos hechos por organismos nacionales e internacionales que tienen como único fin que se cumpla el respeto a las libertades y a la dignidad humana.

No olvidemos que siempre es posible corregir errores. Es nuestro mejor deseo para la sociedad mexicana que sus autoridades escuchen las voces que se han levantado en contra de algunos puntos de la Ley de Seguridad Interior y pueda corregirse el yerro que como espada de Damocles pende ominosa sobre la testa de las prerrogativas humanas y pueda hacerse realidad ese maravilloso Artículo Primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Con agradecimiento por la acogida a estas letras y ante la llegada de un nuevo año quiero desear a los lectores y todos quienes componen este órgano informativo: ¡Feliz Año 2018!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios