20 de Septiembre de 2018

Opinión

"El juego es pensar"

La Asociación Yucateca de Ajedrez dio un reconocimiento a Manuel Vega López de Llergo por una vida dedicada al ajedrez.

Compartir en Facebook "El juego es pensar"Compartir en Twiiter "El juego es pensar"

Reconocimiento a una trayectoria de vida. Este lunes, la Asociación Yucateca de Ajedrez dio un reconocimiento a Manuel Vega López de Llergo por una vida dedicada al ajedrez.

Desde joven, en su natal Mérida, encontró en este juego el placer de pensar con estrategia, de desarrollar la mente, y entendiendo que este desarrollo es un camino al cambio en nuestro país, dedicó su vida a dar forma a lo que hoy se conoce como la Federación Nacional de Ajedrez de México (Fenamac)

En aquel entonces había algunas asociaciones locales que de manera aislada organizaban torneos con poca representación nacional y muy poca internacional. Dándose cuenta de la competencia que había entre asociaciones, y sobre todo entre las del interior del país y la de su capital, se dedicó muchos años a dar forma escribiendo los estatutos y reglas para lograr una federación nacional que incluyera a cada una de las asociaciones locales y que pudiera designar a los representantes internaciones que entrarían a las competencias mundiales representando a México.

Una vida dedicada al ajedrez que dio como recompensa no sólo la formación de la federación nacional, sino también la edición del programa para enseñar este juego en las escuelas, llamado “El juego es pensar”, que él desarrolló en un plazo de dos años con el Gran Maestro Raúl Ocampo Vargas y un equipo interdisciplinario durante el tiempo de la presidencia de Vicente Fox y que se pensó para utilizar en las escuelas públicas como un método para desarrollar el pensamiento de nuestros jóvenes.

Después de varios años, hoy la Asociación Yucateca de Ajedrez le entrega el reconocimiento a su trayectoria nombrándolo presidente vitalicio, y le agradecen el lugar que México tiene hoy en la esfera internacional con varios maestros internacionales y con la afluencia a torneos locales de cientos de jóvenes que han encontrado en el ajedrez un modo de superarse, de aprender, de razonar.

El ajedrez, como le definía el maestro Juan José Arreola en una entrevista en la que lo comparó con la filosofía Tao , dijo: “lo que importa es llegar a una armonía, y la armonía perfecta es el jaque perpetuo o aquel punto de la partida en que ya no se puede hacer nada por parte de ninguno de los dos, en que ninguno puede agredir al otro. Es el momento de la perfección y por eso hizo usted bien en citar a la filosofía oriental. Tao es el camino, el camino empieza y acaba en ti mismo. Tú tienes que jugar para llegar finalmente a tablas. Teológicamente también. En el mundo cristiano católico nuestra vida debe ser tablas. Debemos hacer tablas con Dios, debemos hacer tablas con el prójimo, debemos hacer tablas al final de nuestra vida”.

Hoy el ajedrez queda tablas con quien dedicó su vida a su difusión y formación, reconociéndole el esfuerzo, la dedicación y el sacrificio de una vida dedicada a un sueño que logró realizarse.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios