26 de Mayo de 2018

Opinión

Quiero aprender

Quienes me conocen saben que tengo por costumbre andar con jóvenes y más cuando se trata de mis sobrinos.

Compartir en Facebook Quiero aprenderCompartir en Twiiter Quiero aprender

Quienes me conocen saben que tengo por costumbre andar con jóvenes y más cuando se trata de mis sobrinos, una de las bandas más divertidas que el Universo me regaló como aprendizaje de este Planeta. Ellos tienen la fortuna de haber nacido después de 1990, lo cual los convierte en maestros de mi vida.

Regina es una de ellas, y esta mañana conversamos de su experiencia de un mes sin celular. Yo pienso que, cuando no ganas, aprendes, pero su sentir es diferente al mío. Hoy me explicaba que un maestro le quitó su teléfono inteligente porque está prohibido llevarlo a la escuela. Yo, queriendo encontrar el significado de tal pérdida, jugué a hacerle una entrevista. El momento fue divertido porque ella disfrutó las preguntas. Sin embargo, me asombré de las respuestas al escuchar que sin su aparato digital “siento que no estoy en el mundo”. Me relataba (me pidió que le hiciera preguntas, mientras la grababa) que se dedicó a hacer tarea y a dormir.

Me asusté porque pensé que eso sería el caos. Dormir para no vivir sin celular. Luego entendí que era sólo la visión porque también me contó cómo es el mundo con sus amigas, con quienes intercambia fotos, likes... momentos.

La entrevista me permitió darme cuenta que el mundo para ella también es otras cosas porque deja el teléfono en una canasta cuando come con amigas y la que conteste primero paga la cuenta.

Ya sabía que su vida tiene deporte, porque disfruta como campeona de sus ligas de futbol rápido y de soccer, donde tiene más de un trofeo. Además es campeona con su equipo de basquetbol por el número de veces que encestó y tiene buenas calificaciones en tercero de secundaria.

Tiene una mamá que la apoya en todo lo que hace y un papá que la provee para que sus sueños se cumplan aunque lo apanique el riesgo de sus decisiones. Así que es una parte del mundo digital el que se acaba cuando pierde su conexión. Ella es una joven del nuevo mundo.

Yo aprovecho que es lunes, que ya aprendí la lección, para dedicar mi tiempo a buscar compañía mientras espero que llegue la primavera. ¡Que sea feliz!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios