14 de Noviembre de 2018

Opinión

El circo de las mariposas

El poder de la pluma

Compartir en Facebook El circo de las mariposasCompartir en Twiiter El circo de las mariposas

Eduardo Verástegui es un conocido actor mexicano, etiquetado como galán, que decidió probar suerte en Hollywood y encontró el éxito actoral. Pero en su vida había un gran vacío, no encontraba el sentido, a pesar de que todo le sonreía. Un día decidió utilizar su fama y la pantalla para promover los valores que exaltan lo mejor del ser humano.

Primero participó en una película llamada “Bella”, que trataba de explicarle a los jóvenes que hay otras soluciones diferentes al aborto que les permiten seguir con su vida. Ha participado en mucho proyectos motivacionales y de valores, pero el otro día me tocó ver un cortometraje que realizó en internet y me pareció hermosísimo (en la página www.youtube.com, el video se llama butterflycircus) .

En este cortometraje comparte el estelar con un ser humano maravilloso llamado Nick Vujicic. En la realidad Nick es un hombre admirable que ha sabido sobreponerse a su discapacidad enfrentándola siempre con buen animo y sin dejarse vencer.

Nick nació sin brazos y sin piernas, y sin embargo ha encontrado el equilibrio, la independencia y la felicidad. En esta película, Nick representa la cara opuesta de lo que en realidad es su vida. Encarna a un personaje abatido por su destino, que forma parte de un circo que usa su discapacidad y la de otros para explotar la curiosidad malsana de la gente que paga para ver espectáculos de este tipo.

Hasta que un día conoce al personaje de Eduardo Verastegui, el dueño del circo de las mariposas, un circo diferente que exalta lo mejor del ser humano. Decide unirse a ese circo, pero no encuentra su lugar porque sigue sintiéndose una victima del destino, un ser que se siente abandonado hasta por Dios y piensa que sus compañeros son más afortunados que él. Un día conoce por fin la historia de todos los que forman parte del circo y que hoy parecen tan felices.

Descubre entonces que una fue una prostituta que perdió su empleo al quedar embarazada, el trapecista más viejo del mundo era un indigente, el hombre más fuerte lo había perdido todo en alcohol y en pleitos. Nadie había tenido una vida fácil.

Un día, estando en un río el personaje de Nick cae al agua cuando nadie lo estaba viendo. Parecería que está todo perdido, un hombre sin brazos ni piernas, cuando descubre que es capaz de nadar y con esto descubre su talento especial y puede formar parte del espectáculo del circo.

En la escena final, después de verlo ejecutar el milagro de saltar de un trampolín ante la mirada atónita de los espectadores y salir nadando solo del estanque, un niño se acerca con su mamá y le dice: “mamá, de grande yo quiero ser como él”.

Nick se había convertido en la inspiración de mucha gente por haber creído en sí mismo y no dejarse vencer. Porque cuando logramos ver dentro de nosotros mismos y descubrimos la belleza y la fuerza que viven en nosotros y logramos proyectarla, nos convertimos en inspiración y pasamos de ser orugas a volar como hermosas mariposas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios