20 de Noviembre de 2018

Opinión

Nadie se hace a sí mismo

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Nadie se hace a sí mismoCompartir en Twiiter Nadie se hace a sí mismo

Arnold Schwarzenegger es un conocido actor, fisicoculturista y político austriaco nacionalizado estadounidense. Entre muchos logros que ha tenido fue Mister Olympia siete veces entre 1970 y 1980, protagonizó películas como “Conan el Bárbaro” y “Terminator”, y fue gobernador de California.

Habiendo nacido en una pequeña ciudad de Austria y llegado a tener tanta popularidad debido a los papeles que ha protagonizado en muchas de sus películas, la gente lo ubica como “alguien que se hizo solo”, es la imagen del sueño americano, de la persona que llegó como inmigrante a los Estados Unidos y logró el éxito, que con esfuerzo y dedicación se superó y llegó hasta donde ha llegado.

En 2017 fue elegido para dar una plática a los estudiantes que se graduaban de la Universidad de Houston, la cual ha estado circulando mucho en las redes y que vale la pena usar como referencia. En ese discurso dice que a él no le importa cómo lo llamen, le pueden decir Arnold, Arni, Schas, pero lo que no puede permitir es que se refieran a él como un hombre que se hizo a sí mismo. A modo de broma dice que ni él “que ha luchado y vencido a alienígenas con sus propias manos”, que viajó del futuro “para salvar al mundo”, haciendo referencia a los personajes que ha encarnado en diferentes películas, ni él se pudo hacer sin ayuda de los demás. “Yo no llegué a lo que soy por mí mismo”.

Su historia está llena de gente que lo ayudó, en su discurso da crédito a cada persona que ha sido parte de esta historia, a los que le dieron su tiempo, los que lo apoyaron siempre, a los que lo rechazaron y lo hicieron esforzarse más. Nadie puede hacerse a sí mismo, eso es un mito.

Para empezar, menciona a Dios, él cree en Él y ha sentido su presencia a través de su vida, su padres, que lo trajeron al mundo y lo ayudaron, luego estuvieron los maestros, miles de personas que han formado parte de su biografía. Su mamá le dio amor y su papá le enseñó la disciplina.

La determinación, la visión y el esfuerzo son parte importante de sus logros, pero no son toda la historia, él hace hincapié en que lo más importante de entender para esos estudiantes que comienzan su vida laboral, y para todos nosotros, es saber que estamos donde estamos por la ayuda que recibimos, y de esta lección lo más importante de entender es que siempre tenemos la oportunidad de ayudar a otros, de ser parte de su historia, de ser generosos y compasivos con los que nos rodean.

Habla de quien fuera su suegro, el sargento Shriver, que le dio una gran lección: “Destruye el espejo que tienes frente a ti, que sólo te permite verte a ti mismo, y date la oportunidad de ver los millones de personas que necesitan tu ayuda”.

Al final, no importa cuál es tu visión o tu objetivo, no importa cuánto te esfuerces, si no volteas a tu alrededor y ayudas a los que están cerca de ti a ser mejores, no habrás logrado nada. Porque si no compartes lo que recibiste, si no usas tus talentos y tus dones para hacer la vida de otros mejor de lo que era, no lograste nada.

Si ahí donde te encuentras te crees el cuento de que llegaste solo, que tú mismo te construiste, si no volteas y agradeces a todos los que fueron parte de tu historia, si no ves a tus padres y les reconoces el papel que tuvieron en tu vida, si no eres agradecido, si no ves los milagros que te acompañaron, a las personas que te sostuvieron, a los que te dieron lecciones, a los que te amaron, entonces nada de lo que hayas logrado tiene significado. Termina su discurso acentuando “cambiemos el yo, por el nosotros”.

Qué gran lección y qué gran consejo para todo aquel que pueda escucharlo. No somos personas individuales, no somos islas solitarias que pueden determinar solos su existencia. Somos parte de una sociedad que nos constituye, pero que también nos necesita. Recibimos mucho y estamos obligados a dar y a encontrar el sentido de nuestras vidas en ello.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios