10 de Diciembre de 2017

Opinión

“EnFidelidad”

La modernidad nos ha robado la capacidad de mirarnos frente a frente y decirnos lo que sentimos.

Compartir en Facebook “EnFidelidad”Compartir en Twiiter “EnFidelidad”

La tecnología ha ido supliendo mucho de nuestra capacidad de comunicarnos. Llaman mi atención las aplicaciones que sirven para “ligar” o prometen encontrar “el amor de tu vida”. Son como catálogos con rostros que vas desechando o aprobando, según tus intereses. Seguro hay quienes encuentran el verdadero amor y otros, momentos incómodos, cómicos y hasta peligrosos. Personalmente he bajado dos o tres aplicaciones de ésas y me parece imposible conocer realmente a alguien en ellas. Por eso fue una bocanada de aire fresco ver EnFidelidad de Rob Drummond. La obra es maravillosamente protagonizada por el talentoso creador escénico José Manuel López Velarde (creador del musical Mentiras), a quien ahora vemos como actor. El construye un personaje relajado, divertido; una presencia empática con el espectador que en pocos segundos es seducido por el actor y responde a sus preguntas sin tapujos y accede a subir al escenario en busca de la pareja ideal. El actor no busca ser excesivamente simpático ni histriónico, simplemente conduce la historia por los caminos creados por el dramaturgo, pero aprovecha los valiosos momentos que la improvisación permite. Los espectadores participan activamente en la obra y se van decantando hasta quedar sólo una pareja de desconocidos en el escenario, con la misión de conocerse y enamorarse en el transcurso de la obra. Es ahí donde el teatro saca el espejo y todos nos reflejamos en eso que la modernidad nos ha robado: la capacidad de mirarnos frente a frente y decirle al otro lo que sentimos. Es más fácil en línea y quizá por eso menos verdadero. El texto está inteligentemente escrito y si al final un espectador no sale con pareja, todos salimos pensando en la posibilidad del amor, de ese que está muy lejos de una pantalla del celular; de ese amor que se confirma cuando se mira en los ojos del otro.

José Manuel López Velarde es sin duda un creador brillante, muestra de ello es su musical más conocido Mentiras que 9 años después sigue llenando teatros y haciendo gritar a los espectadores. Lo refrenda con El último teatro del mundo, una pieza finita que rompe prejuicios sobre el teatro musical. Sin duda el teatro es su gran pasión, por eso “La Teatrería” es un foro que abre sus puertas a todas las expresiones teatrales. Larga vida a EnFidelidad y a todas las notas teatrales de este destacado creador.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios