25 de Septiembre de 2018

Opinión

Prevenir; no grilla

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Prevenir; no grillaCompartir en Twiiter Prevenir; no grilla

Demos una vuelta casi total al tema de la política. Parece que muchos colegas que, por supuesto, tienen todos mis respetos (con sus naturales excepciones, ni modo), solo saben hablar de grilla, grilla y más grilla. La verdad está de gue… pura.

Calmados, periodistas, pronto sabrán qué onda y hacia dónde enfocarán sus baterías en materia de política. Los que ahora alaban a Rolando Zapata pronto le darán la espalda y tratarán de acercarse al nuevo mandatario Mauricio Vila con el consabido rollo: “Siempre estuve seguro que ibas a ganar, mi líder”.

Bueno, muchos le apostaron también al otro, a Mauricio Sahuí y, ni modo, no se les hizo. De todas maneras, calmen un poco la grilla. También hay otros temas para cotorrear. Tendrán seis años para tender o deshacer puentes. Así que “serenidad y paciencia, mucha paciencia” (historietas mexicanas de Kalimán, el hombre increíble).

Después de todo este rollito –y si se ofenden; uy, qué pena- podemos parlamentar que del 1 de enero hasta el 10 de septiembre por lo menos se han registrado 164 muertos por siniestros viales, aunque la Fiscalía General del Estado tendría una numeralia de 210 fiambres, como dato muy conservador, pero perdura la omisión de registros al clamor de en “Yucatán no pasa nada”.

Y en dicho registro, por lo menos hay 25 muertos por percances exclusivamente en el Periférico de Mérida –pero del 1 de enero hasta el 3 de septiembre de 2018-. Y la gente consciente se pregunta: ¿Cuántos muertos más necesitan las autoridades estatales para reaccionar? ¿Dónde está el Consejo Consultivo de Vialidad?

El ingeniero de tránsito-auditor en seguridad vial René Flores Ayora, convencido activista de que la prudencia y las estrategias bien aplicadas salvan vidas en percances de vialidad, tiene cifras propias, recabadas con profesionalismo, sin “maquillajes oficiales”.

De entrada, de los 164 caídos: 66 son motociclistas; 22 ciclistas; 32 viajeros/acompañantes; 16 conductores y 30 peatones. Están incluidos los 25 decesos en el Periférico, de los cuales 10 son peatones; 7 ciclistas; 5 motociclistas; 2 conductores y 1 viajero/acompañante, lo que representa una cifra nada desdeñable y muy lamentable.

¿Es mucho pedir que se cumplan las acciones determinadas –por ejemplo, regular la velocidad en 80 kilómetros por hora- para salvaguardar las vidas de los peatones? Aunque los de a pie también tienen que hacer de su parte para no atravesar el Periférico imprudentemente o poseídos por el Dios Baco.

No estaría nada mal que el próximo gobernador Mauricio Vila Dosal se fije en esta situación que está lejos de ser alarmista. Ya es una realidad que, por desgracia, cobra vidas un día sí y el otro… ¡también!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios