16 de Noviembre de 2018

Opinión

Columna "El origen", de Santiago Altamirano Escalante: Individuo

Una nación debe estar enriquecida por la individualidad de cada integrante

Compartir en Facebook Columna "El origen", de Santiago Altamirano Escalante: IndividuoCompartir en Twiiter Columna "El origen", de Santiago Altamirano Escalante: Individuo

Variedad.- Los hay de todos los pensamientos, de diferentes vertientes, características desiguales, incluso de diferentes forma de cabello, idioma, costumbres, pero sobre todo diferente cultura.

Ingredientes.- Independientemente de esas sus características, ellos son los principales ingredientes que le dan vida a una nación.

Nación.- También ellos forman las sociedades, pero sobre todo un pueblo y le dan identidad a una nación.

Homogeneidad.- Pero aún haciendo posible una homogeneidad; en alguna o todas las cosas señaladas como características, una nación debe estar enriquecida por la individualidad de cada integrante, por su valor, su conocimiento y sabiduría.

Sociedad.- Pero cuando un individuo se contamina, contamina a los demás, cuando un individuo contaminado se queda en una sociedad sana, aquél afecta a la sociedad, llegado el día en que el individuo y la sociedad están ya contaminados; la sociedad pierde, pierde el pueblo, pero más pierde una nación.

Contaminación.- No resulta fácil admitir en uno, ni medio grado de contaminación, aquella que corresponda o se note en uno o varios hombres, una o varias personas, para ser más claros, en los individuos.

Ejemplo.- Esa contaminación sin duda es la falta de valores y principios, su poca existencia o finalmente la inexistencia de los mismos; cabe recordar el dicho que reza “es más fácil que cunda el mal que el buen ejemplo”, esto complementa la teoría de la contaminación de la que ha versado este trabajo.

Agente.- Desde esta perspectiva, no queda más que hacer una invitación para multiplicar el buen ejemplo, porque el malo cunde por sí mismo, sin necesidad de un agente divulgador; los malos actos de los individuos permean como ocurre con una manzana podrida en un canasto de manzanas buenas, esa sola pudre a las demás.

Bien.- La vida no se trata de aquellas cosas materiales que logras o construyes, se trata de la felicidad que te llena y que te invita a hacer el bien.

Refrán: Haz el bien sin mirar a quién. ¿Acaso ya no importa?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios