11 de Diciembre de 2017

Opinión

Ahorra... facilítate la vida

Hay 5 pretextos típicos para no ahorrar: ¡elimínalos!

Compartir en Facebook Ahorra... facilítate la vidaCompartir en Twiiter Ahorra... facilítate la vida

El tema del ahorro es difícil, pero lo convertimos en algo más negativo que complicado. Las personas tienen una excusa, para ellos justificable, del porqué no ahorran o no pueden ahorrar. En definitiva, el ahorro requiere organización extrema para poder cumplir con las metas trazadas y no caer en especulaciones que interrumpan nuestro hábito de guardar determinada cantidad de dinero.

Por otra parte, están los que tienen ingresos irregulares por el tipo de giro en el que trabajen, que dependan de los momentos económicos específicos para poder ahorrar, y si no se cumplen, pues ellos tampoco lo hacen con esta misma justificante. Te menciono cinco pretextos típicos por los que la gente dice que no ahorra:

1.- Demasiados gastos.- El gastar en forma desmedida y desordenada nunca te permitirá tener un ahorro significativo. Debes poner un freno en tu vida y hacer un análisis de los gastos que realizas y de tu costo de vida, así sabrás cuáles son necesarios y de cuáles puedes prescindir.

2.- Existen deudas.- La situación real no es que tengamos determinadas deudas en nuestro haber, sino que, en vez de irse reduciendo, van en aumento, ya sea porque adquirimos nuevas con el tiempo o porque no administramos correctamente las existentes. Corta tus deudas y elimínalas lo más pronto posible.

3.- Falta de ingresos.- Creemos que si logramos aumentar nuestros ingresos, podremos ahorrar como pretendemos. La realidad es que, aunque logres ganar más, es altamente probable que empieces a gastar más. Tu nivel de vida aumenta, por lo que en unos meses dirás lo mismo.

4.- No hay el hábito.- Este pretexto es común para justificar nuestra falta de disciplina para ahorrar. Significa que tienes la capacidad económica de hacerlo, pero no lo realizas porque no es parte de tu vida. Cambia el chip mental y organízate para empezar de una vez.

5.- Siempre hay imprevistos.- En efecto, existen gastos como: el carro se descompuso, el mantenimiento de la casa, la enfermedad de un familiar, pero te informo que, si ahorraras, sería mucho más fácil el pago de todo esto. No saldría de tu flujo convencional, sino de tu ahorro.

Pretextos hay miles y acciones pocas, por lo que te aconsejo que empieces destinando un porcentaje de tus ingresos, al ahorro. Facilítate la vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios