15 de Agosto de 2018

Opinión

¡Corre niño... corre!

El poder de la pluma

Compartir en Facebook ¡Corre niño... corre!Compartir en Twiiter ¡Corre niño... corre!

Al pasar los años nos terminamos dando cuenta que añoramos nuestra época de niños, ya sea por una persona específica o por un momento determinado en esa etapa nuestra. Lo que sí es una realidad es que, si analizamos cuántas cosas dejamos de hacer por miedo, por el qué dirán, por la vergüenza de que nos rechacen y un sinfín de pretextos y excusas en nuestro amplio repertorio de posibilidades, nos daremos cuenta de que pudiéramos estar mejor por muchas razones. Y aquí es donde pretendo hacer que hagas “click” en tu mente, pues existimos personas que todavía seguimos quedándonos sin hacer lo que queremos, deseamos, anhelamos o soñamos.

Aquí te doy 5 razones para que siempre intentes hacer lo que te nazca:

1.- No tienes nada que perder.- El no hacerlo te tiene en automático sin lo deseado, por lo que no puedes perder lo que NO tienes. Si lo intentas y falla, te quedas igual que antes, sin lograrlo, pero con la satisfacción de haberlo intentado. Te arrepientes más de lo que no haces que de lo que intentas sin haberlo conseguido.

2.- La experiencia de lo vivido.- Nadie te arrebatará esa sensación de haber vivido algo que intentaste, independientemente del resultado obtenido. La adrenalina forma parte de nuestras historias de vida, y te pregunto: ¿Cuántas cosas hiciste en tu vida que requieran adrenalina?

3.- El aprendizaje.- Aun cuando las cosas no salen bien, la lección que puedes aprender de cada acción es tremenda. No subestimes lo que puede enseñarte lo que haces y más aún cuando pudieras transmitir ese conocimiento adquirido hacia tu gente más cercana.

4.- Por el resultado.- Recuerda que hoy no tienes nada, y que el resultado de intentar algo pudiera cambiar el resto de tu vida. Por algo existe el efecto mariposa, que, con cada movimiento que hagas o dejes de hacer, sucede algo que repercutirá en tu vida para siempre.

5.- Por placer.- La felicidad está directamente relacionada con el placer. Así comer, hacer el deporte que nos gusta, invitar a una persona a salir, decidirse por un trabajo determinado, todo, absolutamente todo, es un cúmulo de acciones que nos alimentan el alma y nos dan la felicidad.

Luego entonces no te quedes estacionado y corre a hacer todo lo que deseas hacer. La vida es corta y el tiempo demasiado. ¡Corre!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios