23 de Septiembre de 2018

Opinión

"Xela"

Dicen que murió de frío, yo sé que murió de amor. Aquí en Xela o Xelajú, oficialmente Quezaltenango.

Compartir en Facebook "Xela"Compartir en Twiiter "Xela"

Dicen que murió de frío, yo sé que murió de amor. Aquí en Xela o Xelajú, oficialmente Quezaltenango, dicen que estos versos de Martí, fragmento de La niña de Guatemala, fueron inspirados por Vanushka, una gitana que, hace dos siglos, murió de amor; sus restos descansan en el cementerio general. Diariamente, provenientes de diferentes latitudes, amantes del amor o con dolores de desamor depositan flores en el mausoleo de esta cirquera húngara considerada milagrosa en cuestiones de amores imposibles. Los quezaltecos se sienten orgullosos de este patrimonio.

Otro patrimonio de esta población son los Juegos Florales Hispanoamericanos de Quezaltenango, que en esta edición cumplen su primer centenario. Dentro de la agenda cultural de esta ciudad, apenas hace unas horas, ha culminado el Festival Internacional de Poesía; poetas provenientes de Latinoamérica, México y Europa han mostrado lo mejor de su producción en barrios, calles, cafés, galerías de arte, bibliotecas y universidades.

La población disfruta estos festivales y todo está preparado para la edición LXXX de los Juegos Florales Hispanoamericanos, en la que México es invitado especial y Elena Poniatowska, fecunda mexicana de origen polaco, escritora, periodista, novelista, activista destacada, recibirá un merecido reconocimiento a su trayectoria.

La Secretaría de Relaciones Exteriores, a través del Consulado de México en esta ciudad, se ha encargado de organizar las actividades culturales asociadas a la presente edición de los Juegos Florales Hispanoamericanos, en la que México participa activamente desde el mes de julio. Yucatán tiene presencia en este evento con una exposición artesanal y una semana de gastronomía. Por mi parte, me encuentro realizando un Taller de Poesía, en el centro cultural “Casa No´j”, y en el mismo espacio moderaré un intercambio literario, donde voy a relatar mis primeros quince años de trayectoria artística y literaria. Además, tengo programadas conferencias en universidades. En otros espacios abiertos o cerrados se realizan en este instante exposiciones, muestras gastronómicas, ciclos de cine, talleres literarios, presentaciones de estampas folclóricas, conciertos musicales, obras de teatro y conferencias; éste es el catálogo en conjunto de la participación de nuestro país.

Dentro de todo el circo que hacemos los escritores, una k’iche’ se me acercó en un receso del taller y me dijo: “Diles a los que te escuchan que no todo es arte, que todavía las heridas de la guerra contra los opresores sangran”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios