20 de Noviembre de 2018

Opinión

Ligia Cámara, con el corazón en la música

El Poder de la pluma

Compartir en Facebook Ligia Cámara, con el corazón en la músicaCompartir en Twiiter Ligia Cámara, con el corazón en la música

Escrito por Filadelfo Alejandre                                                                                                                     

Acaban de cumplirse cinco años del fallecimiento de la cantante, pianista y compositora Ligia Trinidad Cámara Blum. Con ese motivo, reproducimos aquí fragmentos de la biografía de la artista, publicados en el tomo I de la actualización de la Enciclopedia Yucatanense:

Tuvo dos facetas artísticas que le aseguran un lugar en la escena de la música yucateca de las últimas décadas. Por un lado, forjó un estilo pianístico de múltiples referencias sonoras, permanentemente unidas bajo el espíritu intuitivo que siempre caracterizó a su quehacer musical y, por otro, nos legó un conjunto de composiciones que realizó a partir de textos pertenecientes a poetas y destacados letristas de la canción peninsular.

Aunque desde muy temprana edad conoció la guitarra por las enseñanza de su padre, Ligia descubrió muy pronto que el piano era el medio natural para expresar sus ideas musicales. Mercedes Heredia Nicoli y Emilio Puerto Molina fueron los maestros que encauzaron su inclinación temprana hacia el instrumento que le permitió conocer muy pronto los géneros musicales de América Latina, el Caribe y los Estados Unidos.

En los años 70 comienza el periodo productivo de Ligia Cámara, cuando se presenta en El trovador bohemio de Lía Baeza; entonces, su interés consistía en llevar al jazz a los principales creadores de la canción mexicana. A principios de los 80 funda el Klan 82, grupo que deja una huella imborrable en la música popular yucateca…

Como a la mayoría de los compositores yucatecos, la subyugó el bolero, género al que dio siempre un toque personal. Así nacen las canciones que Ligia aporta al género de origen cubano, con textos que tocaron su sensibilidad: A veces (Luis Pérez Sabido), Duda y Tu desdén (Humberto Lara y Lara), Sinceridad y Filosofía (Rosario Sansores), Amor de mi vida (Manuel Montes de Oca) y Frutos de otoño (Carlos Duarte Moreno).

Obtiene el segundo lugar en el Primer Festival de la Canción Juan Acereto con el danzonete Como sangre y herida, con letra de Luis Pérez Sabido; graba un disco a dúo con Armando Manzanero (2002)...

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios