12 de Diciembre de 2018

Opinión

Una Presidencia sin freno ni contrapeso

El Poder de la pluma

Compartir en Facebook Una Presidencia sin freno ni contrapesoCompartir en Twiiter Una Presidencia sin freno ni contrapeso

Son cada vez más las voces quea dvierten que nuestro país se enfila a encarar, a partir del 1 de diciembre, “el poder destructivo de una Presidencia sin freno o contrapeso”, en un escenario que se va configurando con los proyectos y estrategias que anuncia anticipadamente Andrés López; escenario en el que juega también papel protagónico el partido Morena, que ya empezó a imponer su voluntad totalitaria en el Congreso, usando un recurso político que toda la oposición censuraba cuando lo utilizaba el PRI: el mayoriteo legislativo.

Mucha tinta se utilizó en su tiempo para condenar las siete décadas de hegemonía priista en las que la oposición no contaba a la hora de legislar. Pero ya se ve que el poder enloquece y cambia dramáticamente a cualquiera.

El equilibrio de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial es o debe ser una de las bases del sistema democrático que debe servir para que los mexicanos accedan a un desarrollo económico y social que algún día haga desaparecer o reduzca sustancialmente las diferencias entre los mexicanos que tienen poco y los que todo lo tienen.

Pero una Presidencia sin contrapeso propiciará que el país repita errores históricos que ya debería haber superado y excluido de su presente y futuro.

Muy conocidas son las consecuencias que tiene permitir que la voluntad de un solo hombre sea la que decida el camino de un país, y si bien el presidente Andrés López insiste en que no se perpetuará en el poder, y que todas las decisiones importantes las tomará consultando al pueblo, sus acciones y declaraciones siembran la duda sobre si cumplirá su palabra, y más bien nos inclinan a pensar que hará lo que quiera; si acaso tratará de disimular, como en el caso del Tren Maya, proyecto para el cual anunció una consulta popular que se realizará este mismo mes, y al mismo tiempo reveló que en diciembre arrancará el proyecto del que poco sabemos: ¿cuál será su impacto ambiental en la Península de Yucatán (parece obvio que ese golpe será grande)? ¿Será autosustentable económicamente o nos costará más dinero de nuestros impuestos?

La información clara y verdadera será, parece seguro, un bien muy escaso en el siguiente sexenio federal.

Y una Presidencia sin freno ni contrapeso solo vendrá a favorecer una conducción nacional errática y una política populista que rehúye atender las necesidades de una verdadera comunicación social. ¿Nos equivocaremos…?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios