18 de Septiembre de 2018

Opinión

"Con dudas, confundidos y estresados"

La evaluación docente, sin duda alguna, se convirtió en el “coco” del magisterio.

Compartir en Facebook "Con dudas, confundidos y estresados"Compartir en Twiiter "Con dudas, confundidos y estresados"

La evaluación docente, sin duda alguna, se convirtió en el “coco” del magisterio; en esta primera semana de actividades en las escuelas, se volvió el tema recurrente de la plática, ya que, desde el martes pasado, circuló por las redes sociales el aviso para que los maestros notificados por el servicio profesional docente realicen su registro en la plataforma del sistema estatal de formación para docentes y directivos (http://formacion.sigeyucatan.gob.mx) de la Secretaría de Educación estatal, a fin de inscribirse a los cursos semipresenciales del proyecto de enseñanza.

Para muchos la tarea no fue fácil, con dudas sobre el procedimiento a seguir, llenaron los primeros campos con el dato del usuario y la clave que se les proporcionó al momento de su notificación; sin embargo, nadie les informó, o no revisaron el tutorial sobre el registro, lo que provocó que sus claves fueran rechazadas debiéndose inscribir primero en la plataforma y asentar sus datos correctos en un formulario personal. Otros más avanzados, después de registrarse, no tuvieron el cuidado de confirmar su ingreso a la plataforma mediante un correo que les fue enviado a la dirección que previamente habían señalado, lo que originó que su registro quedara pendiente.

Ya salvados el registro y los datos del sustentante, los maestros debieron optar por inscribirse al curso del proyecto de enseñanza que se impartirá de manera semipresencial o en línea o bien quedarse simplemente registrados en la plataforma, de igual manera los directivos tuvieron las mismas opciones. La oferta no fue mucha, ya que el cupo se limitó a 20 maestros por grupo y éstos no fueron muchos, lo que propició que numerosos docentes no alcanzaran lugar para su capacitación y acompañamiento en el proceso de su evaluación. El curso se diseñó para cuatro sesiones o módulos y una evaluación final, iniciando el 11 de septiembre y terminando el día 22 del mismo mes.

El estrés de los maestros se incrementó cuando se les comunicó que deberán modificar la estructura de su planeación didáctica, ya que ahora deberán considerar las diversas formas de aprendizaje de sus alumnos y diseñar estrategias didácticas que atiendan las necesidades de aquellos escolares identificados en situación de vulnerabilidad y proporcionar apoyo educativo diferenciado a quienes presenten necesidades especiales en su aprendizaje, entre otros tantos documentos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios